domingo, 7 de noviembre de 2010

Primera División Nacional Masculina, grupo "B-B" (jornada 3): Ciudad de Ponferrada 96-OK Hoteles 62

BALSÁMICA VICTORIA

CIUDAD DE PONFERRADA LOGRA UN CÓMODO TRIUNFO ANTE UN OK HOTELES QUE PAGÓ LOS PLATOS ROTOS

CIUDAD DE PONFERRADA (23+24+32+17): David Gabaldón (11), David Piera (13), “Fercho” García (13), “Rojo” (8) y Marcos Álvarez (19) -cinco inicial- luego Javi Rodríguez (5), Sergio Fernández (17), Álvaro Blanco (1) y Pedro Gallego (4).
OK HOTELES (13+15+15+21): Conde (7), Pérez (5), Iglesias (13), Crespo (3) y Gómez J (13) -cinco inicial- luego Salamanca (5), Gómez C (4), Serrano (0), Gordillo (2), Becerril (0) y Torío (5).
ÁRBITROS: Perez y García (Salamanca). Eliminaron por personales a los locales Pedro Gallego (36’) y David Gabaldón (38’), además del visitante Conde (39’).
PARCIALES: 12-11 (5’), 23-13 (10’), 35-20 (25’), 47-28 (descanso), 59-37 (25’), 79-43 (30’), 88-54 (35’) y 96-64 (final).
INCIDENCIAS: Partido disputado en el Pabellón del “Toralín” ante unos 200 espectadores con representación de aficionados venteños.

Ciudad de Ponferrada se desquitó de sus dos primeras derrotas de la temporada con una amplia y convincente victoria ante el OK Hoteles de Venta de Baños, equipo procedente de la Primera Autonómica y que parece destinado a sufrir esta temporada.

Solo con el 4-9 inicial estuvieron por delante los palentinos, pero a partir de entonces los ponferradinos tomaron el mando y ya con un triple de Sergio Fernández se conseguía llegar al término del primer periodo con diez puntos de renta (23-13). A partir de entonces se vio a un equipo centrado en conseguir la victoria y esforzándose sobre todo en las tareas defensivas, donde por momentos anularon a los visitantes.

El hecho era significativo de que hasta dos jugadores ponferradinos iban repetidas veces a por el rebote con ventaja, lo que en alguna ocasión puntual derivó en pérdida. Este dominio del rebote también resultó clave donde la superioridad de los postes ponferradinos era evidente, solo defendiéndose el jugador Gómez en este aspecto.

A base de defensa y contraataque Ponferrada consiguió ir administrando ventajas entorno a los 15-17 puntos que no fue mayor ya que en este segundo periodo hubo diversos errores en ataque, aún así suficiente para llegar con un 47-28 en el marcador al descanso.

La dinámica no cambió en la reanudación y ya la ventaja sobrepasó la veintena, y por si hubiera alguna duda dos triples seguidos de Gabaldón y Piera estiraba la diferencia e iniciaba otro momento de despegue que propició un 20-4 de parcial que dejó el marcador en 36 puntos de renta al terminar el tercer periodo (79-43).

Y así todo, el último periodo sobró, llegando a alcanzarse una máxima renta de 41 puntos (87-46), pero a partir de ahí hubo una bajada en la concentración lógica unida a momentos de imprecisión por parte de ambos equipos, con muchos errores que derivaron en el 96-64 final.

“LO NECESITÁBAMOS COMO AGUA DE MAYO”

Lo mejor fue la actitud del equipo, sobre todo en defensa, y que absolutamente todos los que jugaron anotaron, destacando en el juego interior los 19 puntos de Marcos y por fuera la labor de Sergio Fernández (17), Piera (13), Fercho (13) y Gabaldón (11), aunque no deben sacarse muchas lecturas en este aspecto ya que el partido resultó bastante sencillo.

Pero la mejor noticia fue el debut de Javi Rodríguez, el base ponferradino que llega a desempeñar un importante papel en el equipo, ya que se va a alternar en la dirección del juego con David Gabaldón y sobre todo va a descargar de la responsabilidad a una sola persona, lo que estaba siendo un lastre en los primeros encuentros. El ex jugador de la Universidad de León hizo un buen papel en su primer partido.

Y en cuanto a lo que había sido el partido, el entrenador, Alberto Cordón, reconocía la importancia que había adquirido el encuentro: “Necesitábamos como agua de mayo ganar el partido y es lo que hemos hecho. Nos ha sobrado el último cuarto, pero es que es muy difícil mantener la concentración cuando ganas amplaimente. Del resto nada que objetar, el equipo ha estado muy bien y hemos ganado”.

También señalaba como una de las claves la defensa ya que “es lo que hemos cambiado; esta semana hemos entrenado bastante bien, aunque no es referencia para nuestra defensa este partido, pero sí se ha visto más compromiso por los jugadores”.

Y confía también en que este partido sea un punto de inflexión: “Lo importante es que a partir de ahora entremos en la dinámica de ganar, y a ver si en Palencia hacemos un buen partido. Si pudiésemos enganchar tres victorias seguidas, nos colocaría de la mitad para arriba en la clasificación”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Pretende ser este un espacio abierto de opinión,siempre desde el respeto. Aquellos que impliquen insultos, vejaciones, injurias, menosprecios... serán automáticamente eliminados