sábado, 30 de abril de 2011

Fase de ascenso a Liga Femenina, grupo "2" (jornada 3): Asefa Estudiantes 76-Arranz Jopisa Burgos 93

MÁS SUFRIDO DE LO QUE PARECE

BURGOS TUVO QUE EMPLEARSE PARA SUPERAR LA RESISTENCIA ESTUDIANTIL

ASEFA ESTUDIANTES (18+15+27+16): Sandra Ygueravide (29), Elena Díaz (12), Alba Elena García (2), Irene Castrejón (13) y Marta Zurro (16) -cinco inicial- luego Elena de Alfredo (2), Mariana González (0), Mabel García (2) y Sara Rodríguez (0).
ARRANZ JOPISA BURGOS (27+20+21+25): Lorena Infante (14), Lucia Pablos (13), Noelia Otero (5), Mónica Garrido (19) y Ziomara Morrison (16) -cinco inicial- luego Celia Menéndez (19), Krista Philips (2), Patricia Cabrera (3), Begoña Pallardó (2), Ana Rosa Peredo (0) y Cristina Salinas (0).
ÁRBITROS: Pagán Baró y Zamora Rodríguez. Sin eliminadas. Señalaron técnicas a Ziomara Mórrison y al entrenador de Burgos, "Richi" González, al comienzo del tercer periodo.
PARCIALES: 8-13 (5'), 18-27 (10'), 24-36 (15'), 33-47 (descanso), 53-56 (25'), 60-68 (30'), 69-74 (35') y 76-93 (final).
INCIDENCIAS: Unas 200 personas en el pabellón "Ángel Nieto" con una ruidosa representación de "La Demencia" estudiantil, que se hizo notar en el partido y que posteriormente a pesar de la derrota se sacaría fotos con jugadoras del Arranz Jopisa.

El Arranz Jopisa hizo sus deberes y se clasificó para el partido por el ascenso a Liga Femenina, después de ganar a Estudiantes por 17 puntos de diferencia, aunque el partido fue muchísimo más sufrido de lo que dice el marcador.

No empezó nada mal el choque para las castellanas, que poco a poco fueron haciendo diferencias, cimentadas en su gran pareja de bases (Lucía y Lorena) y el dominio en la pintura de Ziomara Mórrison. Y así, aunque Estudiantes estaba presentando la batalla, Burgos lograba superar la barrera de los diez puntos al comenzar el segundo periodo, donde la segunda unidad burgalesa encabezó una racha de 8-0 para poner los 15 puntos de diferencia apenas a 4 minutos del final. El equipo dirigido por "Richi" González mantendría esa renta hasta el descanso, aunque desaprovechando oportunidades para romper el partido.

Se llegaba con 33-47 al descanso, pero en el inicio del tercer periodo se daba el momento más polémico, cuando los colegiados señalaban una técnica a Ziomara Morrison por entender que hacía teatro y se tiraba en un contacto, y acto seguido se la pitaban al entrenador. Y eso permitió a un Estudiantes que alejaban en el marcador, a que volviesen a reengancharse.

Las madrileñas veían una gran ocasión y de hecho se pondría a solo dos puntos (58-60), después de una gran actuación de Sandra Ygueravide, quien estaba liderando a su equipo. El Estudiantes tuvo grogui a Burgos, sobre todo por los problemas que estaba teniendo en la pintura al tener que sentar por faltas a Ziomara.

Sin embargo un 2+1 de Lorena Infante cortaba la racha, y de ahí hasta el final del tercer periodo, Burgos ampliaría hasta los 8 en los tiros libres (60-68). En el último cuarto las distancias volverían a reducirse hasta los 5 puntos a falta de solo cinco minutos (69-74), pero a partir de ahí se acabaría el partido, más después de jugadas de 2+1 de Garrido e Infante y desde ahí se ampliaría hasta los 17 puntos del final, que no se corresponde con la realidad.

RICHI GONZÁLEZ "LOS ÁRBITROS HAN SIDO DOS IMPRESENTABLES"

"Hoy Estudiantes nos ha planteado muchos problemas, pero somos un equipo capaz de jugar a 60 como el día de Avilés, si nos llevan a más, también somos capaces de hacerlo y nos hemos sobrepuesto a un arbitraje absolutamente calamitoso, que ha hecho todo lo posible por que perdiésemos el partido", aseguraba el entrenador de Burgos, "Richi" González después del partido.

Y es que sobre las técnicas señaladas al inicio del tercer periodo asegura que : "Me hace mucha gracia que durante toda la temporada avisen a un jugador que se supone que se tira, y Ziomara que nunca lo ha hecho, a ella no la han avisado, se la han pitado y yo sin gesticular les he dicho ‘normalmente siempre avisáis antes de pitarla’. Han sido dos auténticos impresentables y espero no encontrármelos mañana".

Sobre el rival del domingo, que aún no se conocía, aseguraba que "nosotros físicamente estamos muy, muy bien. A diferencia de Canoe, ellas están jugando con seis jugadoras y nosotros con 8 y a veces 9 y lo que tengo claro es que el estado de ánimo que tiene ahora este equipo, compensa el cansancio y cualquier cosa y somos un equipo con mayúsculas. Me da igual quien me toque, nosotros vamos a ascender, que es lo que el equipo se merece".

MONICA GARRIDO "SE TRATABA DE MANTENER LA CALMA"

La jugadora madrileña de Arranz Jopisa Burgos, aseguró que "ha sido un partido super igualado, y al final hemos hecho muy buena defensa, hemos tenido suerte en ataque. No nos esperábamos que pudiesen enjugar la diferencia tan rápido, pero hemos tratado de mantener la calma y jugando muy largo para agotar el tiempo y nos han salido bien las cosas".


DIEGO RUBIO (ENTRENADOR DE ESTUDIANTES):

"Nuestras jugadoras lo dan todo siempre, pero el hecho de tener pocas rotaciones nos ha hecho llegar muy muy cansadas. La clave es fallar tres ataques cuando estamos a tres y ellas nos meten un triple desde la esquina. Hemos llegado donde hemos llegado y estoy muy contento de la gente que ha trabajado conmigo, con el club y toda la gente y a seguir porque lo mismo esta tarde cambiamos las caras. Nuestro planteamiento durante todo el año es un trabajo de formación, hay que seguir, desde el club todos nos apoyan. Nosotros vamos a estar en el nivel que den nuestras jugadoras, y nuestras jugadoras, lo habéis visto en pista, es esfuerzo, es talento…

Es la coincidencia de un montón de cosas, son las jugadoras, la circunstancia, es el club, hemos coincidido un grupo humano excelente con mucha fuerza y talento, mayores que nos han sabido guiar a todos, incluso a mi como entrenador
y al final… Las jugadoras han conseguido que toda esta gente les venga a ver, Magariños todos los sábados está hasta arriba, las niñas de cantera las siguen y quieren ser como ellas y este año incluso el club ha sacado unos cromos de jugadoras de la primera plantilla y cantera que se las iban a cambiar unas a otras y era una situación muy divertida. Ha sido un año muy bonito".

ELENA DÍAZ (ASEFA ESTUDIANTES)

Sorprendió enormemente la madurez que una chica de 17 años puede tener fuera y dentro de la pista, y es que solo hace falta oirla hablar para saber que hace buenas lecturas de los partidos: "Ha sido un partido durísimo, la defensa era muy importante y nosotras quizás éramos menos jugadoras en el banquillo y el cansancio nos ha pasado factura, pero yo creo que ha sido una fiesta, hemos enseñado lo que es luchar hasta el final, que es lo que siempre nos enseña el club y los entrenadores. No hay ninguna queja, creo que lo hemos dejado todo en la pista y ahí estoy todavía no hay nada perdido, y estas lágrimas son de sufrimiento y rabia porque todas lo hemos dado todo. Quizás en otras circunstancias hubiésemos podido ganar pero ahora no ha podido ser.

Para mí es algo inesperado, hemos trabajado mucho durante toda la temporada. Tuvimos un comienzo increíble contra UPV veniendo de perder de muchos puntos en su casa y parecía imparable. Hemos demostrado que no hay nadie imparable y podemos ganar a cualquiera y que con trabajo, sacrificio y talento podemos hacer cualquier cosa. Yo veía a Sandra, a Zurro, a Mariana, Irene Castrejón… Las veía jugar de pequeña desde fuer. Para mí es increíble venir aquí, jugar con ellas y aprender de ellas aquí y en el día a día".



0 comentarios:

Publicar un comentario

Pretende ser este un espacio abierto de opinión,siempre desde el respeto. Aquellos que impliquen insultos, vejaciones, injurias, menosprecios... serán automáticamente eliminados