viernes, 20 de septiembre de 2013

Equipos Liga Femenina: CD Zamarat

HISTORIAS PARALELAS CON BEMBIBRE

LA REDUCCIÓN PRESUPUESTARIA HACE QUE LAS ZAMORANAS PARTAN ESTA TEMPORADA CON OBJETIVOS MÁS MODESTOS

Hoy analizamos al equipo de Liga Femenina que tiene más cosas en común con Bembibre sin ninguna duda. Ambos clubes nacieron en los años 90 a raíz de equipos de cantera: Las bercianas con un júnior autonómico dirigido por José Luis Velasco y las zamoranas con un cadete autonómico femenino entrenado por Juan de Mena. Ambos siguen siendo importantes en sus clubes en la élite.

Zamarat ascendió a la Primera Nacional un año más tarde que las bercianas (en el año 2001) y a partir de ahí Bembibre subió un año más tarde que Zamora a Liga Femenina 2 y a la máxima categoría. Podemos decir que las naranjas en cierta manera han abierto camino a las bercianas y ahora se encuentran de la mano en la élite.

Centrándonos en el "presente", Zamarat afronta una temporada de incertidumbres, con un presupuesto bastante más reducido que en las últimas y sin patrocinador para el equipo, a pesar de que intenta cubrir las cuentas con pequeños espónsors. Ello hace que sus objetivos sean menos ambiciosos que la pasada temporada, donde se esperaba llegar a estar al menos en play offs, y en esta al menos en un principio la plantilla parece de menor calidad, siempre y cuando teniendo en cuenta que han rastreado el mercado extranjero con jugadoras que aún son una incógnita en varios de los casos.

UN CLUB NACIDO DE LA CANTERA EN LOS AÑOS 90

El Zamarat tiene una historia muy parecida a la de otros muchos clubes con un grupo de personas que llevan equipos de base, luego crean un sénior y van poco a poco viendo cómo se crece hasta llegar arriba del todo. Desgraciadamente, a pesar de nacer desde un colegio, al igual que muchos de los que llegaron a la élite (Bembibre no es una excepción tampoco) muy pocas jugadoras de la zona tuvieron participaciones importantes ni LF ni LF 2.

En este sentido, el club surge de un grupo de niñas infantiles del colegio Medalla Milagrosa que entrenaba Juan de Mena en 1994. A partir de ahí este equipo va creciendo con unos resultados que en principio no son positivos pero que va participando en las categorías cadete y júnior femenina.

Ya en marcha, el CD Zamarat cuando este grupo de chicas llegaron a la edad sénior, se planteó inscribir al equipo en la Segunda División Femenina, siendo la temporada 98-99 completándolo con algunas jugadoras veteranas de la zona que regresaban a la competición federada (una fórmula similar a Bembibre) y quedando ese año en la mitad de la clasificación. Hay que decir que de aquella estábamos ante una competición muy interesante con el filial de Halcón Viajes, Filipenses o un Mercaleón que años más tarde llegaría a la Liga Femenina.

En la siguiente campaña, el Humara Zamora (denominación que entonces tenía el equipo), consigue el segundo puesto por detrás de Bembibre y ambos equipos participan en la fase de ascenso a Primera División Nacional disputada en Oviedo. Esa es la temporada que las bercianas logran subir acompañando a las anfitrionas (Universidad de Oviedo), mientras que las de Juan de Mena aún tendrían que esperar.

Tan solo un año, porque en la temporada 2000-01, sin los equipos que habían dominado la Segunda en Castilla y León las anteriores campañas, Zamarat logró ser campeón y lograr el ascenso en la fase disputada en Colindres (Cantabria).

EL SALTO DE CALIDAD LLEGA EN PRIMERA NACIONAL FEMENINA CON EL LIDERAZGO DE LIDIA GESTEIRA Y RAQUEL ASENSIO

En la nueva categoría, las zamoranas debutan con el cambio en el banquillo, ya que llega Mario Riquelme en el único "lapso temporal" donde no estuvo como entrenador Juan de Mena. Las dos primeras campañas se cumple con los objetivos planteados, que eran mantenerse en la categoría sin pasar apuros e incluso para ser competitivas se empieza a fichar jugadoras de zonas cercanas, principalmente Salamanca, como es el caso de una Mariló Núñez, que unos años después también recalaría en Bembibre.

Sin embargo, el "bombazo" llegaría a partir de la temporada 2003-04, cuando el Caja Rural Zamora comenzó a "reventar" la banca con la llegada de jugadoras determinantes que hacían a este equipo favorito al ascenso. De nuevo con Juan de Mena en el banquillo  el proyecto estaba liderado por la extremeña Raquel Asensio (que años más tarde recalaría en Bembibre en Liga Femenina 2), dando un salto considerable de calidad en la clasificación.

Pero el punto de inflexión del equipo hacia el baloncesto profesional y la posibilidad de abrir un camino bastante prometedor llegó en la temporada 2004-05 cuando el Caja Rural sorprendió con el fichaje de la escolta gallega Lidia Gesteira, que venía de jugar en Liga Femenina con Ros Casares y Perfumerías Avenida. Sin lugar a dudas estábamos ante la jugadora más determinante de la competición. Pero además estaba acompañada por el fichaje de otra base de garantías como una Estela Blázquez, que años más tarde recalaría en Bembibre.

Con estos ingredientes, la temporada fue un paseo militar en Primera División Nacional Femenina tanto para las zamoranas como para el Aros de León, que también había construído un equipazo que ansiaba el ascenso a Liga Femenina 2. En el camino, ambos equipos abrieron tierra de por medio y solo perdieron un partido en toda la liga, el que les enfrentó entre ambos.

Sin embargo, las zamoranas apostaron fuerte por el salto de categoría y lograron ser designadas sede para la fase de ascenso, donde se clasificaron tanto Caja Rural como Aros, además del Helios de Zaragoza y la Universidad del País Vasco (otro equipo que con el paso de los años acaba de llegar a la máxima categoría).

En las dos primeras jornadas, los equipos castellano leoneses resolvieron sus partidos con victorias y todo se iba a resolver en el enfrentamiento directo entre Caja Rural de Zamora y Aros. En un partido con un ambientazo en el pabellón "Ángel Nieto" la igualdad fue máxima, hasta que resolvió de la forma más agónica posible, con dos tiros libres para Raquel Asensio en el último segundo que anotó dando la victoria a las zamoranas por 69-68, suponiendo el ascenso de categoría.

QUINTAS LA PRIMERA TEMPORADA EN LIGA FEMENINA 2, Y EN LA 2006-07 A UN PARTIDO DEL ASCENSO

Para el salto de categoría, el equipo dirigido por Juan de Mena "montó" un proyecto muy interesante en Liga Femenina 2, renovando a dos de sus jugadoras más importantes en el ascenso como Estela Blázquez y una Lidia Gesteira que seguiría siendo el gran referente anotador y de liderazgo en la pista durante todo el periplo zamorano en Liga Femeina 2.

Pero además se fichaba a una de las mejores jugadoras que habían estado en el Aros la temporada anterior, como la base vallisoletana Laura Muñoz, y a una Raquel Callejón que venía de jugar con el San José de León en Liga Femenina. Con esos referentes "nacionales", el equipo incorporaba a sus primeras jugadoras extranjeras, como era la alero danesa, Mie Burlin, pero sobre todo la poste Emily Heickes que daría numerosas tardes de alegrías en el "Ángel Nieto" y acabaría siendo una de las postes más determinantes de la competición.

Con estos ingredientes y un equipo no demasiado costoso, el Caja Rural Verona Norte, fue sin dudas el equipo revelación de la temporada 2005-06, ya que confeccionado únicamente para la permanencia desde el principio se asentó en la zona noble de la clasificación de un grupo "A" donde había grandes equipos como el Rivas Futura, Extrugasa o Canoe. Las zamoranas lograron estar la mayor parte de la temporada en zona de fase de ascenso, haciendo soñar a la afición con algo que nadie esperaba y que solo se escapó con una derrota en la última jornada de liga regular en Guadalajara contra un Alvargómez que le arrebató el cuarto puesto de la clasificación.

A partir de ahí, el equipo dirigido por Juan de Mena debía comenzar a mirar objetivos más ambiciosos que la mera permanencia. Se renovó a las jugadoras más determinantes de la anterior campaña como eran Lidia Gesteira, Burlin y Heickes y se fichó a dos firmes promesas del baloncesto nacional como la base valenciana Carla Agulló o la interior Laura Gimeno (ambas formadas en el proyecto Siglo XXI de la FEB). Sobre todo ésta última acabaría siendo determinante en el equipo y sería de las pocas que darían el salto con Zamora a Liga Femenina.

Además, el Caja Rural Verona Norte también acometía el fichaje de la alero húngara Ildiko Szoke, que se convertiría rápidamente en otro de los referentes del equipo naranja. Con estos ingredientes, las zamoranas indiscutiblemente eran un equipo que aspiraban a todo y así lo confirmaron desde el principio donde estuvieron plenamente en la pomada y en una competición muy igualada por arriba donde se estaban "pegando" por las plazas de fase de ascenso con Badajoz, Ferrol, Adba y Canoe.

Finalmente serían las madrileñas las que se quedarían fuera pero la cosa estaba muy igualada, tanto que la diferencia fue mínima en el balance victorias-derrotas y las de Juan de Mena accedían como cuartas a su primera fase de ascenso a Liga Femenina, de las numerosas que afrontaron.

La sede era La Seu de Urgell, la localidad pirenaica que estaba volcada con el salto de categoría. En la primera fase, estaba encuadrado que el campeón de su grupo, la Agencia Serrano de Badajoz, contra la que cayeron en la primera jornada, pero en las dos siguientes se logró ganar con amplitud a Sóller y Viladecans, con lo que se clasificaban para el partido definitivo por el ascenso a Liga Femenina, contra el anfitrión, Cadi La Seu.

Caja Rural Verona Norte no pudo dar la sorpresa y acabó cayendo por 62-73. Posteriormente jugaría un partido a priori intrascendente y de consolación por el tercer y cuarto puesto contra el CB Olesa dirigido por Lucas Mondelo cayendo por 86-72. Sin embargo las vacantes surgidas en Liga Femenina abrieron la puerta a una invitación para el tercer clasificado, que resultó ser el equipo catalán.

OTRAS DOS FASES DE ASCENSO MÁS SIN PREMIO, Y LA DECEPCIÓN DEL AÑO 2010

En solo dos temporadas, Zamarat se había convertido en un "grande" de la Liga Femenina 2 y, con todo, en la temporada 2007-08 el equipo se reforzaba aún más si cabe. El bloque formado por Lidia Gesteira, Carla Agulló, Laura Gimeno, Skoze y Heickes, era reforzado por otra de las grandes promesas del baloncesto nacional en lo que juego interior se refería; la madrileña Aitana Cuevas. Además, en el mercado invernal se reforzaban con la inglesa Kristy Lavin.

Así todo, el Caja Rural Verona Norte desde el principio se asentó en la parte noble de la clasificación, que prácticamente no abandonaría en toda la temporada, y de hecho acabó jugándose el liderato con el Pío XII de Santiago de Compostela, que se fue del lado gallego por average particular, completando las clasificadas del grupo "A" el Bembibre como cuarto clasificado y un Estudiantes que llegaba en dinámica ascendente a la tercera plaza después de estar casi toda la liga fuera de la zona de Play Off.

La fase de ascenso en esta ocasión se disputaba en el pabellón "Santa Isabel" de Santiago de Compostela y las zamoranas quedaban encuadradas en el mismo grupo que Estudiantes, Sóller y Viladecans.  En esta ocasión caían en el primer encuentro ante las baleares (campeonas del grupo "B") y en la segunda jornada vencían a Viladecans, jugándose en el tercer encuentro el acceso a una de las finales por el ascenso contra Estudiantes, que a la postre fue el equipo que les cerró el paso. Curiosamente los dos equipos que derrotaron a Zamora en esta fase de ascenso (Sóller y Estudiantes) fueron los ascendidos a la máxima categoría,

Tras el segundo intento, tocaba seguir perseverando, y montar un nuevo proyecto ganador para la temporada 2008-09 y se mantuvo nuevamente el bloque de jugadoras importantes de la anterior campaña, reforzado por la mejor jugadora de Bembibre de la anterior campaña; Ylenia Manzanares. Sin embargo, en esta ocasión se logró el objetivo de meterse en la fase de ascenso con mucho más dramatismo que en la anterior; y todo agravado porque la húngara Ildiko Szoke tuvo una importante lesión en la rodilla que le hizo perderse buena parte de la temporada.

Ese año fue de gran competitividad por los primeros puestos, con un Badajoz que parecía que iba a clasificarse sin problemas (incluso como líder) y que se hundió en los últimos encuentros de liga hasta quedarse fuera y tenerse que "comer" los gastos de la fase de ascenso que organizó (el club pacense quedó "tocado" de muerte para la siguiente campaña). Así el panorama para las última jornada era que Canoe y Burgos se iban a jugar la primera plaza del grupo, y Zamora tenía que esperar un tropiezo de Pío XII precisamente en Burgos para meterse en la última jornada.

Las naranjas ganaron su encuentro ante el Adba de Avilés con comodidad y finalmente se supo que Arranz Jopisa vencía a Pío XII por 63-61, clasificándose además en el tercer puesto. Sin embargo en Badajoz el refrán de "a la tercera va la vencida" no fue bueno, ya que se caía ante el gran favorito para el ascenso, Uni Girona, en la primera jornada, y en la segunda contra Canoe, perdiendo de nuevo en el tercer encuentro contra Sant Adriá en un partido donde ya no se jugaban nada. Curiosamente de nuevo los dos equipos que estaban en el grupo de liguilla de Zamora (Girona y Canoe) eran los que ascendían de categoría.

Con todo, el ascenso ya se convertía de esta manera casi en algo imprescindible para el Caja Rural Promogest Valbusenda, después de tres intentos seguidos. Así, para la temporada 2010-11 el equipo perdía a dos de sus referentes como Ylenia Manzanares (que fichaba por Extrugasa) y Emily Heickes (que lo hacía por Burgos), con lo que había que reforzar el equipo.

Llegó una base de gran calidad americana, Nicole Louden, secundada por la promesa madrileña Sara Sánchez. Además llegaba otra alero americana, Amanda Lassiter y una veterana poste nacional como Nieves Llamas, repitiendo en la plantilla, Gesteira, Szoke, Gimeno o Cuevas.

Zamora partía con el cartel de máximo favorito para meterse en fase de ascenso del grupo "A", con permiso de Extrugasa y Burgos, sin embargo el inicio de esa temporada fue calamitoso para los intereses del Caja Rural que encadenó una serie de derrotas inesperadas en la primera vuelta que parecía que le dejaba fuera de la fase de ascenso.

Sin embargo cuando parecía completamente descartada el equipo reaccionó de forma espectacular y encadenó diez victorias consecutivas que le hacía ser el equipo más en forma en el tramo final de la liga. Ello le hizo llegar con opciones a la última jornada pero de nuevo dependía en esta ocasión de Burgos, que caía en el Pazo Provincial de Lugo ante un Ensino que cerraba el paso a un Caja Rural Promogest Valbusenda que enterado de cómo iba el partido, se dejó llevar y acabó perdiendo también ante Adba y en el sexto puesto de la clasificación.

Se había pagado el mal inicio de temporada y la imagen de las jugadoras zamoranas en el "Ángel Nieto" era desoladora. La temporada se consideraba un fracaso y se avecinaban cambios.

LLEGÓ EL ASCENSO ANTE SU AFICIÓN

Después de la decepción, el Zamarat perseveró en un nuevo intento y para ello renovó a Gesteira, Cuevas y Gimeno como referentes y además fichaba a la joven base castellonense Berta Chumillas y a la poste canaria Daira Varas y como jugadora extranjeras a una alero americana entonces desconocida; Aja Parham, y otra alero colombiana como Yaneth Arias que dio un excelente rendimiento en las rotaciones.

Un bloque sólido que empezó a dar alegrías desde el principio y en una temporada donde tanto Gesteira como Cuevas y Gimeno rindieron a su nivel habitual, pero además Berta Chumillas vivió una explosión en su rendimiento siendo de las mejores durante la temporada y Aja Parham se convirtió en el referente del equipo.

Con todo, el equipo se colocó rápido en la primera posición y la consolidó de forma importante al final de la primera vuelta con una victoria en casa ante el entonces su inmediato perseguidor, Bembibre. La dinámica seguía siendo la misma en la segunda vuelta y, por si fuera poco, fichaba a toda una campeona olímpica con Estados Unidos como la base Shanon "Pee Wee" Johnson, quien dio toda una exhición de control y dominio del tempo de partido (y algunos como contra Bembibre, los decidió ella) y fue la guinda a un proyecto que acabó con algunas jornadas de antelación por proclamarse campeón del grupo "A".

A todo ésto, Zamora fue designada sede de la fase de ascenso a Liga Femenina. Desde el principio mostró su disposición, pero le salió como rival Bembibre, aunque finalmente el evento se fue para el "Ángel Nieto"; las malas lenguas dicen que la FEB tenía claro a dónde iba la fase pero que empleó la candidatura berciana para sacar más compromisos al club zamorano.

El caso es que a nivel organizativo el evento fue un éxito completo, con llenos todos los días. En la liguilla, venció con amplitud en la primera jornada a Bembibre y en la segunda se imponía al Uni Tenerife. En la última, con los dos equipos ya clasificados, ganó también a un Canoe que jugó con suplentes para reservar "titulares" para el partido clave por el ascenso.

De esta forma, se llegó al encuentro definitivo contra un Adba de Avilés que estaba firmando un gran final de liga y había llegado a este punto como segundo de su grupo en la liguilla de cuartos; era exáctamente el mismo último encuentro que el de la anterior campaña. En esta ocasión, con el pabellón abarrotado e incluso aficionados sentados en las escaleras o de pie, el Caja Rural Valbusenda se tuvo que emplear a fondo para superar a unas asturianas que dieron la batalla en todo momento hasta los últimos minutos del último periodo donde por fin, a la cuarta, el equipo naranja culminaba sus más de 15 años de historia con el ascenso a Liga Femenina, ante el delirio del pabellón.

Lidia Gesteira era designada MVP del evento y colgaba las zapatillas al término de la temporada (aunque posteriormente tendría una breve experiencia en Canoe) para centrarse en su cargo como concejala de Deportes del Ayuntamiento de Zamora. La gallega había sido la piedra angular en el crecimiento del equipo desde Primera Nacional.

RÁPIDA ADAPTACIÓN A LA CATEGORÍA Y EN LA PASADA TEMPORADA, ORGANIZACIÓN DE COPA DE LA REINA... Y DECEPCIÓN FINAL

Para el debut en Liga Femenina, se cambió uno de los espónsor, siendo la denominación, Caja Rural Tintos de Toro, y el equipo hizo movimientos que en algunos casos sorprendieron. El club decidió no renovar ni a Aitana Cuevas ni a Berta Chumillas, que habían firmado una gran campaña.

En cambio, se renovaba a jugadoras como Daira Varas o Laura Gimeno, además de la importante continuidad de la ame
ricana Aja Parham. A mayores, se fichó a jugadoras como la veterana poste finlandesa Taru Tuukanen o la americana Bernice Mosby, que fue una de las revelaciones de la liga y uno de los motores del equipo zamorano.

Por fuera, se fichaba a la prometedora base catalana (internacional en categorías inferiores) Mariona Ortiz, y todo se completaba principalmente con jugadoras extranjeras como Lisa Karcic o la polaca Daria Mieloszynska.

Con todo, el equipo hizo una temporada muy buena en lo deportivo, logrando mantenerse en la zona media de la clasificación, hasta llegar a finalizar en la décima posición en una liga de 14 equipos y con cuatro triunfos de margen sobre la zona de descenso delimitada por Obenasa (a la postre repescado) y Puig d'en Valls.

Tras una buena temporada del debut, el listón se subió para esta última temporada. Se renovó solo a Laura Gimeno (la única que quedaba desde LF2), a Mariona Ortiz y Taru Tuukanen. Dos de las jugadoras más importantes se marchaban; Aja Parham a La Seu y Bernice Mosby a Huelva.

El club se hacía en cambio con los servicios de otra prometedora jugadora como Andrea Vilaró (procedente del proyecto Siglo XXI), además de otras muy interesantes como la alero griega Olga Chatznikolaou, que acabó siendo uno de los principales referentes anotadores del equipo y jugadoras más determinantes, o la poste Amy Denson, o la escolta finlandesa Dionne Pounds.

Según se habían desarrollado los acontecimientos en verano, con numerosas bajas de equipos y una liga de solo 11, con una evidente bajada en el nivel de la liga, las zamoranas abrieron muchas espectativas para la temporada 12-13... Y ellas refrendadas con el título de la Copa Federación de Castilla y León obtenida ante el Perfumerías Avenida.

El objetivo accesible parecía meterse en los play off por el título (se clasificaban los seis primeros), y las cosas parecían que iban bien encaminadas con una buena primera vuelta que les dejó en la cuarta posición de la liga y la clasificación para la Copa de la Reina. Además, la FEB confirmó que la sede del evento iba a ser Zamora con lo que todo parecía que iba rodando.

Sin embargo las cosas empezaron a torcerse en la segunda vuelta, cuando el equipo entró en una dinámica muy peligrosa de resultados, siendo realmente muy pocos los triunfos obtenidos en este tramo final. Únicamente ante Conquero, ya que el resto fueron derrotas, recibiendo la puntilla en la penúltima jornada en el "Ángel Nieto" ante un Bembibre que se jugaba la permanencia y que eliminó cualquier opción real para el Tintos de Toro Caja Rural de meterse entre los seis primeros y los Play Off. Las de Juan de Mena finalmente acababan en el octavo puesto de 11 equipos participantes.

Mientras, en la Copa de la Reina, las naranjas caían con amplitud en una de las semifinales ante Perfumerías Avenida.

REINVENTÁNDOSE CON UN PRESUPUESTO AJUSTADO

Para esta temporada, el CD Zamarat al principio le va a tocar ajustar la economía y el objetivo no puede ser otro que la permanencia, aunque luego la competición le pueda enfocar a objetivos más ambiciosos. El presupuesto es mucho menor (acrecentado por la falta de un patrocinador para el equipo) y la plantilla es completamente nueva con respecto a la pasada campaña y la marcha de todas las ex jugadoras, incluídas las interesantes Mariona Ortiz (Salamanca), Andrea Vilaró (Burgos) u Olga Chatznikolaou (Girona).

La única cara "conocida" con pasado en Zamora es la de una Ylenia Manzanares, que ya estuvo en la campaña 2008-09 y procede de Cortegada de Liga Femenina 2, teniendo presumiblemente esta campaña un papel más destacado. Con ella, llega otra jugadora de Vilagarcía de Arousa, la joven poste senegalesa Amy Syll, que se ha formado en este club y busca ahora dar el salto a la máxima categoría.

El Zamarat vuelve a apostar esta temporada por jóvenes promesas como es la base Marina Delgado, que al igual que Mariona Ortiz es de la generación del 92 que fue subcampeona del mundo sub 19. Ella tendrá que competir en el puesto con toda una jugadora de WNBA como Nadirah McKenith, que está llamada a ser referente en Zamora y buena parte de lo que pase seguramente dependerá de su rendimiento. La americana está actualmente disputando los play off de la mejor liga del mundo.

También en el puesto de directora de juego se ha fichado a la lituana Santa Okockyte en su primera aventura fuera de su país de origen, aunque ya a debutado incluso en partidos de Euroliga. Y en la línea exterior, junto a Ylenia Manzanares, también estará la americana Blance Alverson

En el juego interior, a Amy Syll la acompañará poste letona Linda Rubene, procedente de la liga universitaria americana, y la internacional eslovena Sandra Prsic, con experiencia en diversos equipos de Liga Femenina, teniendo sus mejores registros en Ibiza. Incluso las últimas noticias apuntan a que la zaragozana Laura Gimeno podría finalmente continuar en la disciplina del Zamarat, un ofrecimiento de renovación que ha recibido y que se lo estaría pensando.

Completarán la plantilla dos jugadoras canteranas que presumiblemente echarán una mano en los entrenamientos y que la pasada temporada estuvieron en el equipo júnior femenino que jugó en el grupo por el 5º puesto de Castilla y León con 6,25: Beatriz Redondo y Nuria Mateos.

PLANTILLA

BASES
Nadira McKenith. 21 años. 1,70 mts. Procede de Washington Mystics (WNBA).
Marina Delgado Pontes. 21 años. 1,72 mts. Procede de Celta Selmark (Liga Femenina 2).
Santa Okockyte. 21 años. 1,75 mts. Procede de Ruta Siauliai (Liga lituana).

ALEROS
María Ylenia Manzanares Vicente. 30 años. 1,75 mts. Procede de Feel Cortegada (Liga Femenina 2).
Blanche Alverson. 22 años. 1,90 mts. Procede de Universidad de Auburn (NCAA).

PÍVOTS
Amy Syll Nedeye. 20 años. 1,95 mts. Procede de Feel Cortegada (Liga Femenina 2).
Linda Rubene. 22 años. 1,88 mts. Procede de Indiana University (NCAA).
Sandra Prsic 28 años, 1,94 mts. Procede de ESB Lille Metropole (Liga francesa).

ENTRENADOR: Juan de Mena (Undécima temporada consecutiva en su segunda etapa).

Fotos: Celebración ascenso a Liga Femenina (archivo Bierzobásket) y plantilla temporada 2012-13 (www.cdzamarat.es)

0 comentarios:

Publicar un comentario

Pretende ser este un espacio abierto de opinión,siempre desde el respeto. Aquellos que impliquen insultos, vejaciones, injurias, menosprecios... serán automáticamente eliminados