domingo, 13 de octubre de 2013

Liga Femenina (jornada 1): Embutidos Pajariel Bembibre PDM 69-Mann Filter 56

PRESENTANDO CREDENCIALES

BEMBIBRE JUEGA UN COMPLETO PARTIDO Y SUPERA CON SOLVENCIA A MANN FILTER EN EL DEBUT LIGUERO

EMBUTIDOS PAJARIEL BEMBIBRE PDM (18+17+25+9): Anna Gómez (4), Rosó Buch (20), Orla O'Reilly (4), Dita Liepkalne (9) y Ndidi Madu (7) -cinco inicial- luego Daniela Peteva (5), Esther Montenegro (20) y Elisabeth Vivas (0).
MANN FILTER (17+13+16+10): Gema García (6), Carolina Esparcia (13), Leslie Knight (5), Gisela Vega (9) y Laura Herrera (14) -cinco inicial- luego Melisa Gretter (0), Blanca Marcos (5), Marta García (4), Beatriz Royo (0), Isabel Pérez (0) y Elena Dieste (0).
ÁRBITROS: Garmendia Zorita (Madrid) y García Balzategui (País Vasco). Sin eliminadas.
PARCIALES: 18-17 (10'), 35-30 (descanso), 60-46 (30') y 69-56 (final).
INCIDENCIAS: Primera jornada de Liga Femenina disputada en el "Bembibre Arena". 400 espectadores.


No vamos a decir que "mejor imposible" pero sí muy difícil. El "Embutidos Pajariel Bembibre PDM" demostró que está preparado para esta temporada y que con una plantilla calificada por muchos como "muy apañada" puede competir con muchos de los equipos de Liga Femenina. El primer partido da motivos para la esperanza, ante un buen equipo y sobre todo con un juego interior muy poderoso, que probablemente le haga estar holgadamente en la zona media de la clasificación, sinó más arriba.

Sin embargo las jugadoras y cuerpo técnico de Bembibre demostraron tener muy estudiadas a las zaragozanas y saber qué hacer para conseguir el triunfo, en un partido muy serio tanto en ataque como en defensa.

En cualquier caso, el choque comenzó con mucha igualdad  y mínimas diferencias, donde quizás las bercianas fue el momento que lo pasaron peor. Mann Filter salió de inicio con la idea de presionar en toda cancha y en especial los saques después de canasta, que le costó a las bercianas hacer el saque y pasar del medio campo antes de incurrir en ocho segundos, aunque el cualquier caso, esta estrategia se veía que no podrían mantenerla mucho tiempo por el desgaste físico que implicaba.

 El partido se disputaba a una velocidad alta y con bastantes errores en el lanzamiento, y mediado el primer periodo, las zaragozanas conseguían sus primeras ventajas ante un Bembibre que le costaba arrancar, y con un 12-17 "Chiqui" Barros se vio obligado a solicitar tiempo muerto. Las cosas cambiaron y Bembibre lograba ponerse por delante con un parcial de 6-0 que le permitió tomar la delantera en el marcador al final del primer periodo (18-17), y a partir de ahí ya no volverían a estar por detrás en el marcador.

La dinámica ascendente de las bercianas continuó en este segundo periodo, momento en que Rosó Buch ya se había soltado y estaba tomando el timón anotador y demostrando que hoy por hoy es una jugadora muy difícil de defender en el uno contra uno y de parar en las entradas a canasta, donde se mostró efectiva. Rápidamente las Bembibre fue alcanzando rentas que estaban entorno a los 6-8 puntos, y donde las visitantes estaban aguantando gracias sobre todo a una Laura Herrera que estaba haciendo daño en la pintura y a la joven Carolina Esparcia. En cualquier caso Mann Filter se veía resentido por la acumulación de faltas de su base, Gema García, quien se tuvo que sentar y dejar paso a la argentina Melissa Greter.

Las locales también empezaban a acusar problemas de faltas, ya que Rosó también cometía la segunda mediado el segundo periodo y tenía que sentarse. En ese momento entró en pista la búlgara Daniela Peteva, y una Esther Montenegro, que ya lo había hecho en el primer periodo, pero que en esta ocasión daba descanso a una Ndidi Madu que se había encontrado con tener que jugar en el cinco inicial por la baja de Dennet y que venía de hacer un trabajo bueno en ataque y en la pintura, pero a la vez estaba perdida en labores como las ayudas defensivas.

Bembibre mantuvo el tono en los últimos minutos antes del descanso y Dita Liepkalne se reivindicó como una jugadora que además de tener intensidad en defensa es capaz de hacer daño y de tener buenos movimientos en la pintura que le permitió aportar varios puntos ante el aplauso de la parroquia local. Daba la sensación de que las locales habían pasado a estar muy por encima de Mann Filter, pero por otra parte la diferencia era de solo cinco puntos al descanso (35-30).

PARTIDO DECIDIDO EN EL TERCER PERIODO, CON EXHIBICIÓN "MONTY" INCLUÍDA

Las sensaciones que se estaban apreciando de superioridad local se confirmaron en la reanudación donde Embutidos Pajariel salió con la intención de decidir el choque, y así metió un punto más en la intensidad defensiva. Por una parte las postes rivales se mostraron incómodas en ataque y cada vez que recibía Gisela Vega balón, dos jugadoras locales le hacían un trap que obligaba a la argentina a tirar en condiciones muy incómodas. Del resto de postes, Marta García tampoco tuvo su día y Laura Herrera bajó sus prestaciones a partir del descanso debido a la superioridad berciana en la pintura tanto defensivamente como ofensivamente hablando.

Pero por otra parte, Esther Montenegro se terminó de soltar por completo en este periodo donde impartió un clínic de movimientos bajo el aro y demostró un amplio abanico de recursos que le permitió anotar de las más diversas formas. Y todo ello gracias también a la labor de las exteriores bercianas que anotaron diversos triples en este periodo.

De nuevo las ventajas en el inicio del cuarto estuvieron entorno a los ocho puntos y en los primeros minutos no fue más allá debido a que las zaragozanas también anotaron triples que impedían el despegue definitivo. Sin embargo, poco a poco la renta se fue aumentando y hubo momentos también para recrearse como una gran jugada de ataque culminada entre Rosó y Monty.

Y por otro lado, el equipo estaba incomensurable en defensa, con detalles como que todas las jugadoras iban al rebote o incluso las más "bajitas" a palmearlo para que llegase a una compañera. Mann Filter intentaba mover lo más rápido posible para buscar buenas posiciones de tiro o desajustes defensivos, pero en este sentido todas las jugadoras bercianas rozaron la perfección llegando en ocasiones a forzar que las zaragozanas agotasen la posesión o llegasen al final obligadas a un lanzamiento exterior.

Así todo, en el tramo final del periodo, la renta se fue por encima de los diez puntos e incluso cercanos a los 15, lo que ya se antojaba una diferencia muy difícil de enjuagar por el equipo dirigido por Álex Cebrián. Al final del periodo se llegaba con 60-46 en el marcador.

Las cosas siguieron por el mismo camino en el último cuarto y de hecho se llegó a una máxima renta de 18 puntos (67-49), haciendo presagiar un resultado más abultado, aunque a partir de ahí las bercianas se dejarían ir en labores ofensivas. Ndidi Madu mejoró sus prestaciones y su intensidad en labores defensivas, y le llevó a cometer su cuarta falta personal, en este cuarto periodo. "Chiqui" Barros finalizaría el partido con la pareja interior Liepkalne-Montenegro en pista.

Los últimos minutos fueron los que habitualmente se conocen "de la basura" y Mann Filter aprovechó para recortar hasta el 69-56 del marcador final. Un triunfo solvente que pone a las claras que Bembibre ha comenzado con buen pie la liga y que, con todas las reservas posibles, parece que tiene argumentos para ser un equipo muy competitivo.

En el apartado individual, las mejores en la anotación fueron Rosó Buch y Esther Montenegro con 20 puntos; la canaria además aportó nueve rebotes. A destacar también la aportación de Dita Liepkalne con una tarjeta de 9 puntos y 9 rebotes.

Foto: www.cbbembibre.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Pretende ser este un espacio abierto de opinión,siempre desde el respeto. Aquellos que impliquen insultos, vejaciones, injurias, menosprecios... serán automáticamente eliminados