martes, 25 de febrero de 2014

Opinión. El equipo júnior femenino de 6,25 La Caixa

NOS HAN MAL ACOSTUMBRADO

EL HECHO DE QUE LAS PONFERRADINAS NO VAYAN A JUGAR LA FINAL A 4 NO DEBE INTERPRETARSE EN NINGÚN CASO COMO UN FRACASO. EL QUINTO PUESTO AL QUE SE ASPIRA SERÍA UNA GRAN CLASIFICACIÓN

Hay veces que debemos parar y pensar detenidamente de dónde venimos y lo mucho que cuesta conseguir las cosas... Que se consiga más de una vez hace que nos acostumbremos y que sólo lo valoremos y nos acordemos en tiempos de "vacas flacas".

Decimos ésto después que este domingo el equipo júnior femenino de 6,25 se haya despedido de sus opciones de meterse en la final a 4. El equipo lo había hecho hace dos temporadas en cadete y la pasada campaña también lo hizo y ello parecía cómo que las ponferradinas estuviesen obligadas a repetir este año en júnior... Y parece que la gente se olvidó de lo que costó lograrlo en anteriores años.

LO QUE COSTÓ LLEGAR HASTA AHÍ A UN CLUB MODESTO

Uno se acuerda de una grandísima generación de jugadoras nacidas entre 1990 y 1993 que dieron momentos de gloria al equipo dirigido entonces por Miguel García: Estibáliz, Sara, Nati, Eva "Olivia", Eva García, etc. Aquel equipo se metió en la primera final a 4 del club y compitió a un grandísimo nivel en el evento que se disputó en Salamanca, teniendo el infortunio de la grave lesión de una de sus jugadoras más importantes, Esti, quien llegó justa a aquel evento y acabaría por volver a lesionarse a los pocos instantes de saltar a la pista. ¿Qué hubiese pasado de no ocurrir aquel infortunio?

Aquello fue la culminación de un gran trabajo del 6,25; un club que iba creciendo durante años y que se enriqueció si duda tras la absorción de la Agrupación Deportiva Campus. Pero sobre todo fue el "faro" que guio a las siguientes generaciones que han dado muy buenos resultados.

A lo largo de los últimos años, han sido continuos los equipos femeninos del 6,25 que se han clasificado entre los 8 mejores equipos de Castilla y León y el resultado más repetido ha sido el quinto. Clasificaciones que se han considerado siempre un éxito por lo mucho que costó llegar.

Y en esta época de resultados exitosos, nos encontramos con que en la temporada 2010-11 el equipo cadete femenino (formado por jugadoras nacidas en 1995 y 1996)  logró por primera vez el cuarto puesto de la clasificación. De aquella no había el formato de finales a 4 y si eliminatorias, siendo recordada una muy igualada e intensa contra BF León en cuartos de final que se decantó del lado berciano, cayendo en semifinales contra Avenida y en el tercer y cuarto puesto contra el Aros de "una tal" Ángela Salvadores.

LOS DOS AÑOS DE LAS FINALES A CUATRO

Quizás los años que el CB 6,25 más caviar ha degustado ha sido las dos últimas temporadas con participaciones de sus equipos cadetes en las finales a 4. En el año 2012, con la generación que actualmente forma en buena parte el equipo júnior, se clasificó después de jugar la categoría "Especial" en la primera fase, acabar cuarto y lograr el pase para la final a 4 tras una segunda fase donde quedaron por detrás del Aros y donde el que peor se lo hizo pasar fue un Filipenses al que se ganó sobre la bocina en Palencia, pero con mayor claridad en "La Borreca".

Los que seguían aquella categoría cadete decían que Aros, Avenida y Ponce "A" estaban muy por encima del 6,25, pero a su vez se veía claro que las ponferradinas eran las cuartas de Castilla y León y que estaban un peldaño por delante del resto de equipos.

El hecho que la final a 4 se disputase en Ponferrada fue toda una fiesta y a pesar que se cayó con amplitud en los partidos ante Ponce "A" y Aros, no debe hacer olvidar que delante estaban jugadoras de la talla de Paula Vicente, Teresa López, Cristina Lázaro, etc. Chicas que venían de ser campeonas de España con Castilla y León y que ahora son habituales en selecciones españolas.

Aún asi, hubo quien no lo entendió y puso el grito en el cielo porque no se pudiese competir más contra estos equipos. Supongo que se dará cuenta de lo que se tuvo cuando vengan vacas flacas.

Ya la pasada temporada, se volvió a clasificar el equipo cadete femenino, pero no fue nada sencillo, ya que al contrario de lo que ocurrió el anterior año, sólo UVA Ponce "A" y Aros estaban por encima del resto y había bastante igualdad entre Avenida, 6,25, Burgos y San Isidro. Las bercianas acabaron en el cuarto puesto de la clasificación en la primera fase y en la segunda se tuvo que jugar la clasificación ante un Aros bastante superior, un Leonés al que se le ganó con claridad y un Burgos con el que se jugaron partidos dramáticos. Al final las bercianas se metieron por conseguir la victoria con el tanteo más alto después que el average particular acabase igualado merced a dos tiros libres que Ana Núñez anotó sobre la bocina.

Ya en la final a 4 que se disputó en León, para el recuerdo quedó el partido por el tercer puesto donde se tuvo durante muchos minutos contra las cuerdas a Perfumerías Avenida y se cayó solo en el tramo final víctimas de un bajón físico y la efectividad de las salmantinas. Pero ello era muestra del mérito de lo logrado por el equipo.

Y no podemos olvidarnos del equipo júnior femenino, que acabó quinto, pero que estuvo muy cerca de meterse en la final a 4, de hecho le apartó una canasta de dicho premio, al perder por un punto en su partido en Burgos.

En cualquier caso, dos años de éxitos que costaron mucho y que no deben hacer perder la perspectiva de lo que se tiene.

¿POR QUÉ NO SE LLEGA A LA FINAL A 4 ESTA TEMPORADA?

En esta temporada, había quien pensaba que las ponferradinas estaban obligadas a meterse en la final a 4 de la categoría júnior. Con esta misma generación se había logrado hace dos años en cadete, de aquella se decía que estaban bastante por encima del "quinto" y además el club que peor se lo había hecho pasar para llegar a la final a 4, Filipenses, en esta ocasión decidía no sacar equipo en categoría júnior. ¿Se allanaba el camino?

Quien pensó eso no conoce las circunstancias de este club y lo que le ha costado llegar hasta ahí. Aún así vamos a analizar algunas causas:
  • La marcha de una de sus jugadoras más determinantes: Existe la posibilidad de que una jugadora que despunta en un club modesto como 6,25  acabe yendo a alguno de los grandes, como ya ocurriera en los casos de Gemma Pérez o Marina Ramón. En esta ocasión el equipo ha tenido que sobreponerse a la sensible baja de Lucía Rubinos, considerada probablemente (con permiso de Patricia Miranda) la mejor jugadora del equipo, y que fichó por UVA Ponce. Es indudable que el no poder contar con Lucía este año ha sido un enorme lastre.
  • Falta de ritmo acumulado en la primera fase: Es otro de los argumentos esgrimidos desde el club ponferradino. El equipo ha jugado en uno de los grupos preferentes y sus rivales le han planteado en general defensas zonales y partidos trabados... Y los que han tenido una propuesta más atrevida lo han pagado en forma de resultado abultado. La historia ha sido muy distinta en esta segunda fase y desde el CB 6,25 se considera que los equipos que procedían del grupo Especial acudían con mayor ritmo competitivo en sus partidos.
  • Los rivales han mejorado: En especial un BF León que ha sido quien les deja fuera de la final a 4. Un equipo al que se le ganaba con cierto margen hace dos años y que ahora ha sido al revés. Las leonesas se han impuesto con oficio y la inestimable aportación de algunas jugadoras cadetes, trabajadas por Diego Cuesta, que vienen pisando fuerte y ya son importantes en el júnior.
  • Falta de banquillo y equipos que aporten jugadoras al júnior: Lo explicaba Miguel García en la asamblea en la que anunció que abandonaba la presidencia del club: "Los principales clubes tienen muchas jugadoras donde elegir las mejores, nosotros hemos tenido que coger chicas que empezaban a jugar al baloncesto para completar el equipo". Ello da muestras del mérito de un equipo con escasa rotación. A diferencia del resto de equipos que juegan esta segunda fase tienen un buen equipo cadete del que recurrir para subir jugadoras. En el caso del 6,25, el equipo cadete juega la liga provincial y su mejor jugadora, Inés Álvarez, ya tiene ficha en exclusiva con el equipo júnior autonómico.
Dicho ésto... ¿Es un fracaso no meterse en la final a 4? La respuesta es "en absoluto", y el hecho de quedar entre los seis mejores de Castilla y León ya es un resultado más que meritorio.
¿Y A PARTIR DE AHORA?

A medio plazo vemos que la última generación femenina que está en disposición de quedar entre los 8 mejores equipos de Castilla y León es la de 1997 que la próxima temporada será júnior de segundo año. Recordamos que la pasada temporada estuvo cerca de acabar en el tercer puesto la liga autonómica, pero también estuvo a un "tris" de quedarse fuera de la final a 4.

Es una buena generación con Marta, Nita, Ana, Olga, Amanda, Inés, etc., pero no seamos injustos y les exijamos que se metan en la final a 4. Salvo Aros y Ponce, el resto va a estar en principio muy abierto. Se puede competir con Perfumerías Avenida, como se vio... Pero hay muchos equipos en una situación pareja a la de las ponferradinas como Burgos, un San Isidro que mejora a pasos agigantados o un BF León que está mejorando sus resultados año tras año.

Disfrutemos mientras podamos, ya que vamos a echar esta época mucho de menos, porque detrás de estas generaciones el panorama no es halagüeño... Poco se puede pedir en una ciudad como Ponferrada que en los dos anteriores años solo tenía un equipo alevín femenino en Juegos Escolares, aparte de las niás que pudiesen estar en alguno de los conjuntos mixtos.

No hay una cantidad suficiente de jugadoras practicando baloncesto y si no hay cantidad es muy difícil que haya calidad.

En cualquier caso, en las filas del 6,25 ya se asume esta situación con total normalidad y sin perder la cabeza: "Si un equipo está capacitado para jugar la autonómica lo hará, y si tiene que jugar la provincial tampoco pasa nada".

El club ponferradino por desgracia está limitado en lo que se refiere a número de entrenadores y recursos económicos después que las instituciones haya recortado su ayuda y que las empresas patrocinadoras hayan reducido sus aportaciones. Y el 6,25 tiene claro que va a "vivir" según sus posibilidades y dentro de lo que puedan abarcar su grupo de entrenadores.

Y todos estos datos deben hacernos reflexionar y dar valor a lo que está logrando este club... Ya lo echaremos de menos en nuestra comarca.

Rubén Fernández Sánchez
(Responsable de "Bierzobásket")

Foto: CB 6,25 La Caixa-UVA Ponce "A" de la Final a 4 cadete del año 2012

0 comentarios:

Publicar un comentario

Pretende ser este un espacio abierto de opinión,siempre desde el respeto. Aquellos que impliquen insultos, vejaciones, injurias, menosprecios... serán automáticamente eliminados