domingo, 20 de abril de 2014

Declaraciones de Esther Montenegro a "La hora de lokos"

"HEMOS SIDO UNA GRAN FAMILIA Y ESO SE NOTA"

ESTHER MONTENEGRO HIZO REPASO DE LA TEMPORADA Y HABLÓ DE LA EVOLUCIÓN DEL CLUB EN "LA HORA DE LOKOS"

En plena vorágine por las repercusiones de la gran temporada que firmó Embutidos Pajariel Bembibre PDM en Liga Femenina, la capitana del equipo, Esther Montenegro, pasó por los micrófonos de "La hora de lokos" para hacer balance.

En primer lugar, la canaria considera que la principal clave del éxito fue el vestuario y el grupo que se formó: "Hemos sido una gran familia y eso se ve en el campo y se nota. A la hora de trabajar se nota, hemos pasado momentos muy malos, buenos también, pero en los momentos malos si necesitábamos apoyarnos ahí estábamos todas. Se han hecho las cosas con ganas y con ilusión, y la verdad es que hemos sido un buen grupo para trabajar".

Y destaca a una persona pero encima de todas como es la de su entrenador, "Chiqui" Barros:  "Para mí es el mejor entrenador que me ha entrenado. Sabe cómo hacer para que hagas bien las cosas, cómo exigirnos y exprimirnos al máximo y por eso se ven resultados. Gracias a él estamos donde estamos. Es muy exigente tanto como nosotras como con él mismo, y solo tengo palabras de agradecimiento, ya que con él se trabaja estupendo, es muy buen profesional y a parte de todo eso es mi amigo".

"HEMOS HECHO HISTORIA"

"Monty" reconoce que habiendo llegado a las semifinales de Liga Femenina, el único balance que se puede hacer es excepcional: "Todos pensábamos en la permanencia y poquito más. Esto es un sueño para todas nosotras hecho realidad, en el segundo año de Liga Femenina".

Aún así, la poste canaria de Bembibre admite que tras el último partido de la serie contra Perfumerías Avenida, "volvimos con sabor agridulce ya que parece que tanta diferencia empaña un poco lo que hemos conseguido. Aquí en el pueblo hemos hecho historia, la gente se pone loca con nosotras y lo hemos disfrutado aunque el sabor fue un poco agridulce. Ellas son un equipo de Euroliga y lo normal es lo que pasó el último partido, nosotros las conseguimos llevar al límite y forzar un tercer partido, no estamos acostumbradas a ese ritmo. Yo estoy muy contenta con el trabajo que hemos realizado y hemos llegado al play off que era algo impensable para este club".

Citó como peores momentos de la temporada los partidos en los que se pinchó y no se debía haber perdido, pero lo mejor fue el sobreponerse a las adversidades y la implicación de todas: "Supimos reforzarnos y levantar la cabeza, se fue Madu y seguimos entrenando igual con las mismas ganas e ilusión. Este año hemos mostrado muchas ganas tanto las extranjeras como las españolas, ilusión máxima, íbamos a entrenar y lo pasábamos muy bien y todo eso es muy positivo".

"LA CONFIANZA QUE TENGAS EN TÍ MISMA ES MUY IMPORTANTE"

Preguntada por lo que había cambiado de Esther Montenegro en los últimos diez años, no duda al señalar "la confianza que me da Chiqui. Siempre intenta sacarme lo mejor y sabe conseguirlo y que salga a la cancha convencida y sobre todo confiada". 

Añade que "ahora confío un poco más en mi que hace diez años, que era una enana en esto. Ahora que tengo un poco más de experiencia, veo que la confianza es muy importante".

La capitana de Bembibre habló también de sus planes en el periodo de vacaciones hasta que llegue la pretemporada en septiembre: "Yo entreno con Chiqui en verano, voy al gimnasio e intento mantenerme en forma para no llegar luego reventada a la pretemporada, la dura pretemporada que odiamos las jugadoras. Ahora toca buscar trabajo y pasar el verano manteniéndome en forma y entrenando con Chiqui".

UN CLUB FAMILIAR QUE HA MEJORADO EN MUCHOS ASPECTOS

Esther Montenegro también analizó los cambios que ha notado en el CB Bembibre PDM desde que llegó en la temporada 2007-08:  "Sigue siendo un club muy familiar, eso no ha cambiado nada, Velasco sigue siendo el jefe y se lleva todo como una pequeña familia. Ha mejorado en el pabellón, que el de ahora es enorme, el ambiente, el pueblo se vuelca con nosotros, está todo el mundo atento y si que creo que hemos cambiado a positivo. Quizás necesitábamos un cambio de aires y vino Chiqui, hay muchas niñas de cantera que están empezando ahora, que a lo mejor antes no lo había, y eso te da un plus de ser más club, pero siendo igual de familiar que antes, que también te llega".

Como capitana también abogó por mantener el bloque de jugadoras de cara a la próxima campaña: "Cuantas más sigan mejor porque el trabajo es más llevadero. De la pasada temporada solo quedamos tres y el resto eran nuevas y fue sencillo, pero cuantas más se queden mejor porque las normas y todo lo que tenemos estructurado como equipo lo llevamos más fácil a la hora de transmitir a las otras lo que nos enseña Chiqui".

0 comentarios:

Publicar un comentario

Pretende ser este un espacio abierto de opinión,siempre desde el respeto. Aquellos que impliquen insultos, vejaciones, injurias, menosprecios... serán automáticamente eliminados