domingo, 11 de mayo de 2014

Fase de ascenso a Liga EBA. Ponferrada 2014 (jornada 2): CD La Paz Torrelavega 78-Universidad de Burgos 70

LA PAZ ASCIENDE A LIGA EBA

LOS CÁNTABROS SE IMPONEN TRAS UNA PRÓRROGA EN UN INTENSÍSIMO PARTIDO A UNA UNIVERSIDAD DE BURGOS QUE NUNCA LE PERDIÓ LA CARA AL ENCUENTRO


CD LA PAZ TORRELAVEGA (20+21+17+8+12): Pablo Martínez (3), Saúl Fontaneda (12), Paco Masa (16), Javier Egüen (8) y Raúl Respuela (20) -cinco inicial- luego Luis Vellido (7), Daniel Allende (5) y Octavio Marcos (0).
UNIVERSIDAD DE BURGOS (20+17+20+9+4): Andrés Díaz (5), Víctor Arnáiz (2), Jonathan Vivar (16), José Manuel Bartolomé (11) y Miguel Ángel Santidrián (18) -cinco inicial- luego Álvaro Gómez (12), Josué Acosta (4), Albano Martínez (0), Sergio Alonso (0) y Alejandro Santamaría (2).
ÁRBITROS: Vega Álvarez (Asturias) y Vázquez Perfecto (Castilla y León). Eliminado por personales Víctor Arnáiz (min. 39).
PARCIALES: 20-20 (10'), 41-37 (descanso), 58-57 (30'), 66-66 (final del tiempo reglamentario), 78-70 (final tras prórroga).
INCIDENCIAS: Primer partido de la segunda jornada de la fase de ascenso a Liga EBA ante 200 espectadores en el pabellón del Toralín, con una representación de aficionados y familiares de la Universidad de Burgos en la grada. Antes del partido, Fernando Romay saludó a los equipos y lanzó el balón en un salto entre dos por el que pugnaron el alcalde de Ponferrada, Samuel Folgueral, y el concejal de Deportes, Sergio Gallardo.

Toda una temporada se decidió en 45 minutos en el pabellón del Toralín, donde por desgracia poco vale lo que has hecho desde el mes de septiembre. El partido fue muy intenso dentro de unos cauces de deportividad y al final, de nuevo la mayor veteranía y tablas de La Paz fue determinante para imponerse en la prórroga desatándose las emociones, con euforia para los cántabros, que virtualmente se veían ascendidos a la EBA y tremenda decepción castellana que veía como se le esfumaba el trabajo de toda la temporada.

La Universidad de Burgos ha hecho una gran campaña, invictos en Castilla y León con gran autoridad, pero llegado el momento se le han acumulado las desgracias, en primer lugar con lesiones de dos de sus jugadores interiores (dos rotaciones más les habría venido bien para competir contra postes del nivel que tiene Torrelavega), y luego con la ausencia en los entrenamientos previos de Sergio Alonso por motivos laborales.

El base ha hecho una gran campaña pero esta circunstancia ha lastrado su participación. Y para colmo, el jugador que venía a dar un salto de calidad a la plantilla, Albano Martínez, ha llegado con problemas físicos también a Ponferrada.

A pesar de todo ello, los castellanos compitieron y dieron la cara en un partido donde mereció ganar cualquiera.

PRIMEROS MOMENTOS DE DOMINIO BURGALÉS Y REACCIÓN CÁNTABRA EN EL SEGUNDO PERIODO

El partido fue un intercambio de rachas en sí. Comenzó muy fuerte la Universidad de Burgos, conjurada para desquitarse de la amplia derrota sufrida ante Mieres y conscientes de que sus opciones de ascenso aún estaban intactas ganando los dos encuentros que le quedaban.

Los castellanos salieron intentando poner un ritmo alto al partido, mientras que a La Paz le costó entrar en el mismo. Un buen trabajo defensivo de los de José Luis Cubillo y la velocidad que le metían a los ataques, además del acierto que tuvieron en el tiro en estos primeros compases, les valió para atesorar una máxima ventaja de ocho puntos en el encuentro.

Buenos minutos de jugadores como Bartolomé, Vivar y Santidrián, aunque un triple cántabro inició la reacción de La Paz. En esos momentos, Raúl Respuela empezó a hacerse dominador de la pintura y el signo del encuentro comenzó a cambiar, sumando los de Torrelavega principalmente desde la pintura y minimizando un primer periodo titubeante para acabar con empate a 20 en el marcador.

A partir de ahí los amarillos (ayer de azul) empezaron ir por delante casi todo el resto del encuentro. El choque presentó una altísima intensidad donde cada canasta había que sufrirla. José Luis Cubillo rotaba continuamente su banquillo, aunque Albano Martínez no salió a pista en los dos primeros cuartos, resentido de sus molestias físicas.

Por su parte La Paz conseguía ir abriendo diferencias en el entorno de los 4-6 puntos, llegándose al descanso con un 41-37 en el marcador.

LA LUCHA DE BURGOS LE PERMITE FORZAR LA PRÓRROGA

El choque perdió en cuanto a juego a partir de entonces, pesando mucho los nervios debido a lo que estaba en juego. A pesar de que La Paz estaba dando una mayor sensación de seguridad, los jóvenes jugadores castellanos lucharon por agarrarse el partido y eso les permitió competir hasta el final.

La reacción de la Universidad de Burgos en el tercer periodo coincidió con los minutos que Raúl Respuela estuvo descansando en el banquillo. Ello les pemitió reaccionar y en la recta final del tercer periodo se pusieron por delante, llegando a estar cuatro puntos arriba.

Sin embargo una desgraciada acción en la que un triple de Dani Allende era seguida de una falta en el rebote de los castellanos, permitió a la Paz sumar cinco puntos de una vez y ponerse por delante en el marcador, llegándose al 58-57 en el marcador.

El cuarto periodo fue agónico como refleja el exiguo tanteo del parcial. Se sucedieron los errores tanto de un lado como de otro, aunque La Paz siempre dispuso de mínimas diferencias. La imagen era la de Johnatan Vivar dejándose la piel en cada carrera e intentando liderar a su equipo.

El choque se convirtió en un duelo en los tiros libres. Los cántabros pudieron sentenciar el choque, pero el fallo de Paco Masa, permitió precisamente a Vivar anotar dos lanzamientos para poner el empate a 66, errando La Paz el último ataque, con lo que se fue el choque al tiempo extra.

Desgraciadamente para la Universidad de Burgos, uno de sus mejores del partido, Bartolomé, se lesionó en los últimos instantes y ello le restó un efectivo más a los de José Luis Cubillo en una plantilla bastante diezmada y que obligó a Albano Martínez jugar bastantes minutos tocado.

EL OFICIO DE LA PAZ LE PERMITE LLEVARSE EL PARTIDO

En el tiempo extra comenzó sumando La Paz de Torrelavega y eso marcó el resto de los minutos. Los castellanos tuvieron dificultades en los ataques y además el cansancio empezaba a hacer mella. Raúl Respuela volvió a ser dominador en la pintura y a sumar puntos valiosos, mientras que Paco Masa le secundaba y poco a poco se iban abriendo diferencias en el marcador que rápido fueron del entorno de los 5-6 puntos.

El botín ya era tremendo para los cántabros, mientras que la Universidad de Burgos intentaba recurrir a tiros que en ocasiones eran forzados. Los últimos instantes fueron una fiesta para el baquillo torrelaveguense mientras que la decepción era patente en las filas burgalesas, alguno de cuyos jugadores estaba en la pista intentando asumir lo que había pasado en dicho partido.

EUFORIA CÁNTABRA

Con el final del partido se sucedieron las celebraciones. Pocos confiaban en que Ciudad de Ponferrada pudiese ganar a Mieres en el siguiente encuentro y por lo tanto La Paz estaba celebrando el ascenso virtual... Piñas, abrazos y ducha con las botellas de agua en la pista de los jugadores cántabros sobre su entrenador Roberto Sagastigordia, quien acabó empapado.

Los cántabros no llegaban en esta cita como favoritos pero siempre son un equipo a tener en cuenta en este tipo de fases y demuestran una gran solvencia... En Ponferrada suman un nuevo ascenso a Liga EBA. ¡Enhorabuena!



0 comentarios:

Publicar un comentario

Pretende ser este un espacio abierto de opinión,siempre desde el respeto. Aquellos que impliquen insultos, vejaciones, injurias, menosprecios... serán automáticamente eliminados