domingo, 11 de mayo de 2014

Fase de ascenso a Liga EBA. Ponferrada 2014 (jornada 2): El Rosal Ciudad de Ponferrada 58-Baloncesto Villa de Mieres 64

GANÓ EL BALONCESTO

MIERES TIENE QUE EMPLEARSE A FONDO PARA CONSEGUIR UN MERECIDO ASCENSO A LIGA EBA. PARTIDAZO DE CIUDAD DE PONFERRADA ANTE UN PÚBLICO QUE VOLVIÓ A VIBRAR CON EL BALONCESTO

EL ROSAL CIUDAD DE PONFERRADA (19+13+17+9): David Valcarce (6), Javi García (2), "Varín" Rubio (12), Jorge Fernández (18) y Jorge Vidal (7) -cinco inicial- luego David Fra (6), Lucas Lastra (5), Álvaro Blanco (2), "Pacoja" Fernández (0) y "Viti" Álvarez (0).
BALONCESTO VILLA DE MIERES 2012 (15+17+16+16): Caleb Brown (18), "Pipi" Romero (4), David Piña (3), Dani González (18) y Manu Parada (5) -cinco inicial- luego Álex González (8), Ángel Abril (8), David Bonilla (0) y Borja Menéndez (0).
ÁRBITROS: Iraola Zubillaga (Cantabria) y Baeza Gozalo (Castilla y León). Eliminado por personales el local Álvaro Blanco (min. 35).
PARCIALES: 19-15 (10'), 32-32 (descanso), 49-48 (30') y 58-64 (final)
INCIDENCIAS: Espectacular ambiente en el pabellón "El Toralín" de Ponferrada. Mil espectadores con una representación de aficionados llegados desde Mieres. Entre los asistentes, el presidente de la Federación de Baloncesto de Castilla y León, Carlos Sáinz, el concejal de Deportes, Sergio Gallargo y diversos entrenadores y jugadores de clubes de la provincia, entre ellos un Pepe Estrada que dirigió a varios de los que actualmente militan en Mieres. En el descanso hubo una exhibición a cargo de una gimnasta del club "Aros 5".

Lo vivido este sábado en el toralín se puede resumir como un gran abanico de sensaciones. "Chiqui" Barros señalaba en el clínic de esa misma mañana que "hay veces que pierdes pero ganas", y esa es la lectura que debe hacer Ciudad de Ponferrada.

Pocos daban opciones por los bercianos que parecían víctimas propiciatorias en la fiesta asturiana a tenor de lo que se había visto en la primera jornada. El vestuario berciano se rebeló después de saber que no dieron la talla ante La Paz y supo llevar al límite a los asturianos para conseguir el triunfo. A falta de cinco minutos el marcador reflejaba un 58-50 favorable en los bercianos, aunque desgraciadamente en el final del partido la veteranía es un grado y los de Alexis Álvarez no pudieron poner la guinda a lo que fue un gran encuentro del que hay que estar satisfecho.

La afición salió muy contenta del "Toralín". Acudió en gran número a pesar de lo visto el día anterior y despidió con una gran ovación a los suyos. Ojalá que esto sirva para ir enganchando cada vez más afición, que era el objetivo real de esta fase de ascenso.

Quique Fernández, director deportivo de Ciudad de Ponferrada, tenía un deseo para este partido, "que por lo menos al acabar podamos decir ¿qué habría pasado si hubiésemos jugado así contra Torrelavega?"... Dicho y hecho.

CIUDAD DE PONFERRADA PLANTA CARA DESDE EL PRINCIPIO

Desde el minuto uno, se vio que el partido iba a ser muy distinto de lo que pasó en la primera jornada. Los bercianos salieron a morder desde el inicio, y pronto se vio que postes como Jorge Fernández y Pol querían desquitarse del partido del día anterior. El de Vega de Espinareda hizo un auténtico partidazo, fajándose con los pívots rivales y sumando desde la pintura.

El choque presentó alternativas en el marcador desde el inicio, con Mieres intentando marcar territorio pero con los locales que salieron contestones reaccionando a cada canasta. El partido era muy vistoso y estaba siendo del gusto de los presentes y así se llegó al final de los primeros diez minutos con ventaja berciana (19-15).

Las cosas siguieron por el mismo camino en el segundo cuarto. Cada uno de los jugadores bercianos que estaban en la pista estaban respondiendo y jugadores como "Varín", que tuvieron una discreta actuación el día anterior, ayer rindieron a muy buen nivel, además de los júnior, David Valcarce y David Fra, quien ha dado un paso adelante en esta cita.

Jugadores que habían destacado el día anterior como "Pipi" Romero, Abril o Parada estaban siendo muy bien defendidos y ello obligaba a fajarse y sumar como podía Dani González, quien volvió a ser el líder del equipo en esta ocasión.

Así el choque siguió por una dinámica de alternativas en el marcador hasta que se llegó al descanso con empate a 32, ante la sorpresa general de la mayoría, que se esperaban un paseo de Mieres en este partido.

GRAN SEGUNDA PARTE DE PONFERRADA QUE NO REMATA AL FINAL

A partir de ahí, lejos de cambiar, la segunda parte fue mejor si cabe para Ciudad de Ponferrada, dando una gran imagen competitiva. Jugadores como Pol y Jorge seguían haciendo un grandísimo encuentro, y el choque seguía siendo muy igualado, pero con los bercianos dominando siempre el marcador.

Las mínimas ventajas que estaba atesorando el equipo de Alexis Álvarez se estaban manteniendo, mientras que el equipo era llevado en volandas por su afición, mientras que la de Mieres no se quedaba corta y quería dar una inyección de energía a los suyos.

Así se llegó con las espadas en todo lo alto al último periodo y llegó el momento donde Ciudad de Ponferrada dejó con la boca abierta a muchos. La salida fue espectacular y dejó grogui a todo un Villa de Mieres que estaba al borde del KO por momentos siendo fuertes en defensa y corriendo en ataque, para sumar un parcial de 9-2 culminado por una contraataque trenzado por los júnior Valcarce y Fra que ponía el 58-50 a falta de cinco minutos y obligando a agotar sus tiempos muertos al técnico asturiano, Arturo Álvarez.

A partir de ahí podemos decir que se impuso la lógica y Mieres tiró de veteranía para acabar con un 0-14 que le dio el choque, mientras que a los bercianos les pudo los nervios, de ver cómo en momentos se les atragantaba la presión y perdían varios balones, lo que apretaba el marcador.

Con igualdad se entró en el último minuto, con 58-60, Pol tuvo dos tiros libres que erró, cosa que no hizo la escuadra asturiana poniendo el 58-62 a falta de 9 segundos. Tras el tiempo muerto de Ciudad de Ponferrada, los bercianos perderían el balón y Caleb Brown sellaría el 58-64 definitivo.

El americano no había brillado excesivamente hasta entonces, pero dio un paso adelante en los últimos cinco minutos y fue clave para la remontada de Mieres que les da un más que merecido ascenso a Liga EBA, mientras que los bercianos se van dolidos con la derrota pero satisfechos con la labor hecha.

AMBIENTAZO Y CELEBRACIONES

Ni que decir tiene que se sucedieron los abrazos, celebraciones y duchas de todo el mundo tras el final del partido. Villa de Mieres había tenido que sufrir para ganar y probablemente eso hace que el ascenso les sepa mejor aún.

La fiesta fue por todo lo alto, con su afición desplazada a Ponferrada. Hay que mencionar el gran ambiente vivido en "El Toralín", dos aficiones muy buenas que animaron a las suyas en un ambiente de total cordialidad. Anecdotariamente podemos señalar como en los últimos minutos las dos coincidieron en un grito "¡si se puede!", en el caso de los bercianos por la posibilidad de sacar el triunfo que pocos esperaban, y en el de los asturianos, buscando la remontada que les daría el ascenso.

Fotos: Cortesía de Infobierzo y la organización de la fase






0 comentarios:

Publicar un comentario

Pretende ser este un espacio abierto de opinión,siempre desde el respeto. Aquellos que impliquen insultos, vejaciones, injurias, menosprecios... serán automáticamente eliminados