martes, 12 de agosto de 2014

Análisis equipos de Liga Femenina: Zamarat

A PASAR PÁGINA

EL CLUB ZAMORANO QUIERE OLVIDAR LA PASADA TEMPORADA, DONDE SUFRIERON PARA EVITAR EL DESCENSO A LIGA FEMENINA 2

Sin duda una de las grandes decepciones de la pasada temporada fue el Zamarat, un conjunto que desde su fundación en los años 90 no hizo otra cosa que crecer hasta llegar a considerarse uno de los equipos aspirantes a estar arriba en Liga Femenina. La pasada temporada supuso un "borrón" en esa casi brillante trayectoria y, lo cierto, es que se torcieron muchas cosas y el equipo naranja tuvo que sufrir hasta la última jornada en una lucha mano a mano con el Ibaizábal.

En este blog hemos hablado en numerosas ocasiones del historial de este equipo cuyos "pasos" han ido  muy unidos a los de Bembibre, ya que coincidieron en todas las competiciones desde la extinta Segunda División. Quizás se puede decir que el club del Bierzo Alto siguió la estela del zamorano, los ascensos de uno eran seguidos por el otro con poco tiempo de diferencia.

Por ello no vamos a incidir en toda su trayectoria desde que subieron "juntos" de Segunda a Primera Nacional, ya que lo hemos repetido varias veces. Simplemente queremos recordar el importante y rápido crecimiento que tuvo Zamarat con una clara líder como Lidia Gesteira, clave primero en el ascenso a LF2 y luego en la categoría de plata donde el conjunto entonces conocido como Caja Rural, rápidamente se colocó como uno de los animadores de la competición.

Con un esfuerzo económico importante y varias jugadoras que pasaron por allí y formaron un bloque solvente (Aitana Cuevas, Emily Heickes, Laura Gimeno, etc.) que fue habitual  en las fases de ascenso a Liga Femenina, desde aquella de La Seu d'Urgell en 2007 donde se quedó a un paso de dar el salto de categoría. Santiago de Compostela y Badajoz fueron otras citas donde no fallaron, faltando únicamente en el año 2010, donde curiosamente las zamoranas formaron el equipo más potente de su trayectoria y un mal inicio liguero les condenó e hizo inútil la espectacular racha de la segunda vuelta, para acabar "muriendo en la orilla".

Este fracaso provocó que Zamarat pusiese "la carne en el asador" para hacer un equipo que fuese el más claro favorito al ascenso. A las habituales Gesteira, Cuevas o Gimeno (incluso la renovación de una de sus mejores americanas, Aja Parham), se unieron importantes fichajes como las de la base castellonense Berta Chumillas, además de la poste Dayra Varas o la prometedora Alba García. Por si fuera poco, en diciembre llegó la alero colombiana Yanet Arias y para acabar de formar un bloque tremendo, con vistas a la fase de ascenso se fichó a una Pee Wee Johnson que dio todo un clínic en los partidos donde jugó y demostró estar a un nivel muy por encima de la Liga Femenina 2.

Con todo, evidentemente el equipo arrasó en el grupo "A" de Liga Femenina 2, y se mantuvo casi toda la competición en el primer puesto, consiguiendo además que Zamora fuese designada sede de la fase de ascenso a Liga Femenina. En "su evento" no fallaron y cumplieron con todas las expectativas. En los primeros encuentros se impusieron con facilidad a Bembibre y Uni Tenerife, y en el tercero no encontraron oposición en un Canoe que reservó a sus mejores jugadoras pensando en el cruce por el ascenso.

En el partido decisivo, y ante un "Ángel Nieto" abarrotado, el equipo naranja tuvo que sufrir para superar a un correoso Adba de Avilés, aunque acabó por imponerse y desatar la euforia por lograr algo que llevaban años buscando.

UNA TRAYECTORIA ASCENDENTE HASTA LA CLASIFICACIÓN PARA LA COPA DE LA REINA

Para el debut en Liga Femenina, en la temporada 2011-12, el entonces Caja Rural Tintos de Toro hizo numerosos cambios, ya que Lidia Gesteira colgaba las botas (llegó a ser concejal de Deportes en el Ayuntamiento de Zamora), y no se contó con Berta Chumillas ni Aitana Cuevas. Las únicas renovaciones fueron las de Aja Parham, Alba García, Dayra Varas y Laura Gimeno.

En cambio, el equipo hizo un esfuerzo muy importante en el apartado de fichajes, incorporando a una pareja de garantías en el base como Gema García (quien venía de hacer una gran fase de ascenso con Canoe) y una jovencísima Mariona Ortiz. Pero las llegadas para la pintura demostraban el gran potencial del equipo con una Bernice Mosby que fue sin duda la mejor de la temporada, y la más que contrastada poste finlandesa Taru Tuukanen, Otras como la croata Lisa Karcic o la polaca Daria Mieloszynska completaron una plantilla que hoy en día sería sin duda de las mejores de Liga Femenina (no podemos olvidar que fue el último año de existencia de Ros Casares y la temporada donde dos equipos españoles llegaron a la final de Euroliga).

En cualquier caso, y a pesar de la baja de Gema García a media temporada para fichar por Rivas, la temporada fue excelente y el equipo se mantuvo siempre en la zona media de la clasificación, sin pasar en ningún momento apuros por el descenso, ya que tanto Navarra como Ibiza estuvieron siempre a bastante distancia.

Llegamos a la campaña 2012-13 y esa estaba llamada a ser la temporada de la consolidación y pelear por estar arriba en la clasificación, siendo alternativa a Perfumerías Avenida y Rivas. Laura Gimeno se quedaba como única jugadora del ascenso dos años antes y se renovaba además a una Mariona Ortíz llamada a ser líder del equipo y Taru Tuukanen. Llegaban para el juego exterior otra finlandesa, Dione Pounds, pero sobre todo la griega Olga Chatznikolau que fue la gran revelación de la temporada y ofreció un rendimiento expectacular que hizo olvidar la marcha de Aja Parham a La Seu.

Otra poste como la americana Amy Denson, además de las jóvenes Juana Molina y Andrea Vilaró completaron un bloque amplio y solvente que avisó de sus intenciones cuando consiguió sorprender a Perfumerías Avenida e imponerse en la Copa Castilla y León.

El inicio liguero fue espectacular y Caja Rural Tintos de Toro llegó a ponerse en los puestos altos de la clasificación, generando mucha ilusión en la parroquia local, hasta el punto de verse (junto a Girona) como la más seria alternativa a los dos grandes de la liga. Partido a partido se fueron afianzando y en el penúltimo encuentro de la primera vuelta en Bembibre certificaron su clasificación para la copa de la reina, llegando al descanso navideño con 6 victorias y 4 derrotas.

La guinda fue la designación por parte de la FEB de Zamora como sede de la Copa de la Reina del año 2013. Parecía que todo iba rodado para el club naranja.

ÚLTIMA TEMPORADA Y MEDIA DE GRAN SUFRIMIENTO QUE CASI LE CUESTA EL DESCENSO

Cuando parecía que Caja Rural Tintos de Toro iba a estar toda la temporada arriba en la clasificación, con el inicio del año 2013 la situación pegó un giro de 180 grados y el equipo zamorano inició una caída en picado de la que sólo les salvó el gran colchón de resultados en la primera vuelta.

Empezaron a llegar las derrotas y el equipo zamorano se metió en una dinámica peligrosa, siendo capaz en toda la segunda vuelta de ganar únicamente al Conquero en su casa. Ese resultado acabó siendo clave en el descenso de las onubenses y en evitar un susto aún mayor a las de Juan de Mena.

El equipo pudo disfrutar de su "Copa de la Reina", como un cierto bálsamo (se impuso la lógica y cayeron en semifinales ante Perfumerías Avenida) pero la cosa no mejoró en liga y además el ambiente se enrareció en cierta forma en el vestuario. Se dieron partidos muy irregulares como el penúltimo de la temporada ante Bembibre donde llegaron a ir perdiendo por 17 puntos y casi lo remontan.

De todas las maneras, cuando el equipo lo tenía muy a su favor al comienzo de la segunda vuelta, acabó fuera de los Play Offs por el título en una campaña donde se clasificaban los seis primeros y eso fue una tremenda decepción que tuvo consecuencias.

Para la temporada 2013-14 no se renovó a ningúna jugadora y se fichó un equipo nuevo. Algunas como Mariona Ortíz, Taru Tuukanen u Olga Chatznikolau tuvieron importantes ofertas y se fueron, mientras que a otras no se les ofreció la renovación.

El nuevo proyecto se construyó sobre una vieja conocida como la alero Ylenia Manzanares y una poste llamada a marcar diferencias como la eslovena Sandra Prsic, llegando también una base con grandes referencias en WNBA, Nadirah McKennith. Se completaba la plantilla con otra poste formada en Cortegada, la senegalesa Amy Syll, las aleros Blanche Alverson y Linda Rubene, otra exterior como la lituana Santa Ockokyte o la joven base Marina Delgado, llamada a progresar en Zamora.

Sin embargo las cosas no comenzaron bien, y Zamora tuvo una temporada irregular marcada por las lesiones y ausencias (Nadirah McKennith terminó tarde su temporada en la liga americana). Y con todo el inicio de la temporada fue desastroso, sucediéndose las derrotas. Parecía que podía levantar la cabeza con la incorporación de Ana Suárez como base del equipo (acabó siendo la mejor del equipo) y las victorias sobre Burgos y Bizkaia GDKO con amplitud y en un resultado que acabó siendo clave para la permanencia.

En cambio, el equipo no terminaría por levantar cabeza, agravado por algunas jornadas que se perdió su jugadora más importante en la pintura (Prsic) por lesión, y que el equipo de Galdákao estuviese en su mejor momento de la temporada. Al finalizar la primera vuelta, Alimentos de Zamora era colista en solitario con solo dos victorias.

Fue en Navidad cuando el club sacó músculo e hizo un gran esfuerzo en fichajes para evitar el descenso. Se cortó a una decepcionante Nadirah McKennith, Rubene y Ockokyte, llegando en cambio una jugadora contrastada en la liga como Shaneka Christon o la alero serbia Vujovic. Con estos recambios, muchos en la liga no sólo estaban seguros de que Zamora saldría de los puestos bajos de la clasificación, sinó que incluso pensaban que llegaría a pelear por los Play Off. Varios entrenadores como "Chiqui" Barros o Andreu Bou la calificaron como la tercera plantilla más pontente de la liga.

Sin embargo, y como dice el refrán, "a perro flaco todo son pulgas". Se manifestaron signos de recuperación al conseguir ganar en La Seu d'Urgel y sobre todo con una contundente victoria por 30 puntos en Burgos, donde parecía que el equipo por fin iba a poder salir de la zona baja de la clasificación... Pero las zamronas no pudieron darle continuidad y la derrota en casa ante Gipuzkoa y sobre todo el perder el Galdakao ante su gran rival directo en la prórroga, le volvía a relegar al farolillo rojo en solitario y le condenaba a pelear por la permanencia hasta el final.

Las últimas jornadas fueron una lucha agónica por eludir el descenso, donde los dos equipos buscaban la victoria desesperadamente y plantaban cara a sus rivales pero no la conseguían. La clave para Alimentos de Zamora estuvo a cuatro jornadas para el final, cuando fueron capaces de ganar en el "Ángel Nieto" a Girona, volviendo a empatar en la clasificación con Bizkaia GDKO y superarles por average particular. En esta situación se mantuvieron hasta el final, donde la tensión fue máxima.

Para el recuerdo queda el encuentro de la penúltima jornada en el "Bembibre Arena", dramático ya que el equipo berciano se estaba jugando también meterse en los Play Off, y que se resolvió en la prórroga a favor de las de "Chiqui" Barros. La imagen del final fue la del banquillo zamorano preguntando por el resultado de Ibaizábal en Rivas y, afortunadamente para ellos, la derrota de las vizcaínas les permitía depender de ellas mismas en la última jornada.

En el "Ángel Nieto" no fallarían ante el Mann Filter y Alimentos de Zamora lograría el triunfo para certificar la permanencia en una temporada que había sido para olvidar, hacer borrón y cuenta nueva.

UN PROYECTO PARA COMPETIR CON SOLVENCIA Y SIN APUROS

Seguro que en club naranja se ha tomado nota de lo ocurrido la pasada temporada y se quiere corregir para evitar  que se repita. En principio será un proyecto que no partirá de "cero" y se ha empezado renovando a dos de sus jugadoras más importantes como son Ylenia Manzanares y Sandra Prsic, una poste que está considerada de las mejores de la liga en su posición.

En cambio, se pierde al timón de la pasada campaña, Ana Suárez, y a Amy Syll (tampoco tuvo una actuación destacada) quienes han fichado por Cadi. Queda por ver lo que ocurre con otras jugadoras que tuvieron una buena actuación como la joven base, Marina Delgado, y más sabiendo que el equipo zamorano  únicamente tiene confirmada para esa posición a día de hoy a la internacional holandesa Natalie Van den Adel.

Por el momento, el club naranja ha apostado por "lo conocido" con el regreso de una jugadora que estuvo hace dos años como es la alero polaca Daria Mieloszynska. Y, hasta la fecha, el capítulo de fichajes se cierra con el de la alero americana, Caroline Durbin, quien acaba de finalizar su etapa universitaria.

La plantilla no está aún completa y habrá que estar pendientes de los movimientos que haga el equipo zamorano donde seguirá al frente como entrenador Juan de Mena. No se entendería otro técnico, ya que estamos hablando de uno de los "padres" del proyecto de Zamarat desde su fundación.

En cualquier caso, los retos del club pasan por formar un equipo que compita con garantías y sin apuros en Liga Femenina. Y sobre todo recuperar en la ciudad del Duero la ilusión, que en cierta manera se perdió la temporada pasada con una reducción de espectadores en el "Ángel Nieto"... Seguro que si dan motivos, el público volverá a responder.

Foto: www.feb.es

0 comentarios:

Publicar un comentario

Pretende ser este un espacio abierto de opinión,siempre desde el respeto. Aquellos que impliquen insultos, vejaciones, injurias, menosprecios... serán automáticamente eliminados