miércoles, 27 de agosto de 2014

Análisis equipos de Primera División Nacional Masculina: CD Base

EL REGRESO DE SEGOVIA

EL CD BASE SE VUELVE A INSCRIBIR EN PRIMERA NACIONAL, CON UN EQUIPO QUE PROMETE DAR BASTANTE GUERRA

A pesar de los 320 kilómetros que hay entre Segovia y Ponferrada, podemos establecer varias similitudes baloncestísticas entre las dos poblaciones. Ambas han tenido la "ansiedad" por dar saltos de categoría haciendo fuertes inversiones (en el caso de la ciudad del acueducto con desapariciones de clubes incluídas), han tenido que apostar luego por proyectos sostenibles con jugadores de la zona e incluso han renunciado a la Primera Nacional Masculina por motivos económicos. Incluso, con la nueva junta directiva del CD Base, un ex jugador del JT como Pedro Rivero asumirá la parcela deportiva y ha expresado la necesidad de hacer un centro de tecnificación con los canteranos segovianos, tal y como está haciendo Ciudad de Ponferrada desde hace alguna temporada de la mano de Iván Cuesta primero y Quique Fernández después.

Nos alegramos por lo tanto de la vuelta de un club y una ciudad "histórica" en la Primera Nacional Masculina, con un equipo que seguro que tendrá a muchos de los que estaban en la anterior etapa en la categoría y que dará mucha guerra, ya que tienen oficio sobrado para la competición. Son necesarios equipos de este calibre que hagan una liga más duradera y disputada.

LA ETAPA DE LA UDS, CON LAS URGENCIAS POR SUBIR A LIGA EBA

Segovia no ha sido especialmente una ciudad en la que el baloncesto haya sido un deporte puntero, y durante muchos años los equipos eran de un ámbito completamente amateur y probablemente los principales referentes fueron sobre todo el árbitro internacional Paco Monjas y un Pedro Rivero que tuvo que abandonar la ciudad para crecer como jugador.

Por todo ello,  la Unión Deportiva Segovia surgió como un club que pretendía llegar al baloncesto profesional a medio plazo y quizás su pecado fue que quiso crecer muy rápido. Su trayectoria podemos decir incluso que fue muy paralela a la de Ciudad de Ponferrada en esos años, ambos coincidieron en la temporada 2002-03 como clubes casi recién nacidos y con jugadores de la zona, donde en el caso de los segovianos destacaban el alero Sergio Mingorría (uno de los que más talento ha tenido en los últimos años) y el poste que llegó a jugar en la cantera del FC Barcelona, "Tito" Mollinedo".

Los resultados no fueron los deseados y el equipo acabó descendiendo a liga autonómica junto al equipo berciano, aunque serían repescados para la Primera División Nacional Masculina, antes las vacantes existentes. Fue entonces los dos clubes apostaron por reforzar sus plantillas fichando jugadores para hacer equipos competitivos.

En el caso de la Unión Deportiva Segovia, para la temporada 2003-04 ficharon a un entrenador madrileño como Raúl Jiménez y al bloque de jugadores segovianos se incorporarían otros fichajes principalmente procedentes de la capital de España como era el caso del alero Manu Jiménez. Lo cierto es que el equipo de franjas negras y amarillas empezó a despuntar e ir hacia arriba en la clasificación, hasta el punto de estar siempre rondando los puestos altos de la clasificación. Sin embargo, en el tramo final el equipo se desfondaría y acabaría fuera de la fase de ascenso a Liga EBA en un año donde subiría la Universidad de Valladolid.

EL ASCENSO A LIGA EBA Y LA INMEDIATA DESAPARICIÓN DEL CLUB

Para la temporada 2004-05, el club segoviano decidió tirar la casa por la ventana y reforzarse de forma importante con el ascenso a Liga EBA concertido en toda una urgencia. Fue sin duda la temporada de mayor calidad en la Primera División Nacional Masculina, donde Zarzuela Maristas tenía un equipo con muy buenos jugadores y liderado por el ex ACB Pedro Mateu, Ciudad de Ponferrada tuvo una plantilla plagada de calidad (probablemente la mejor de su historia, encabezados por el ovetense Javi Rodríguez entre otros), y había muy buenos outsiders como CB Tormes y las universidades de Burgos y Salamanca. Una competición que no tendría nada que envidiar por plantillas a la actual Liga EBA.

Y en estas circunstancias, la Unión Deportiva Segovia fichó a un entrenador asturiano como Arturo Álvarez, quien posteriormente tendría una dilatada trayectoria incluyendo equipos de brasil y la selección de Paraguay y hace unos meses logró el ascenso en "El Toralín" con el Villa de Mieres 2012. A sus órdenes tenía una plantilla con jugadores llegados de fuera como el cántabro Luisma Solana, el andaluz Coronel o el base salmantino Coque López-Dóriga, quedando como referentes locales Migorría y Mollinedo.

Fue sin dudas la plantilla más poderosa de la competición aunque tuvo que sufrir para conseguir la clasificación para la fase de ascenso. Tuvo partidos muy sufridos con los dos equipos salmantinos y Ciudad de Ponferrada por poner un ejemplo, aunque logró asentarse en las dos primeras plazas de la liga y con tiempo el club ya mostró su intención organizar la fase.

En un pabellón "Emperador Teodosio" abarrotado, el club segoviano viviría una decepción cuando no conseguía por la vía deportiva subir, apeados en el partido clave en la prórroga por el Maderas Peralta de Salamanca liderado por los Alberto Ramos, Juanma Montañés, etc. En cualquier caso, la UDS acabaría solicitando una vacante en Liga EBA y siendo concedida.

Para entonces el club ya estaba metido en una peligrosa dinámica económica que acabaría explotando en la temporada 2005-06, en la que decidió hacer un equipo más competitivo en la liga y como únicos jugadores segovianos de la primera plantilla con Tito Mollinedo y Alberto Álvaro. Así todo, las incorporaciones de gente como Borja Martínez, Eduardo Hernández, Antonio Hernández, Carlos Braña, etc. no pudo hacer competitiva a una plantilla que desde el principio estuvo condicionada por los retrasos en los pagos.

La campaña fue convulsa y hubo cambio de entrenador entre medias, volviendo para acabar la temporada Raúl Jiménez, acabando la liga en el farolillo rojo del grupo "A" de Liga EBA. Así todo, el club desaparecería al concluír la competición.

UNAMI ASUME EL BALONCESTO MASCULINO SEGOVIANO

Ante el panorama al que se asomaba el baloncesto masculino de la ciudad, durante el verano del año 2006 hubo conversaciones que finalmente cristalizaban con la decisión de un club como Unami de asumir una nueva sección de baloncesto masculino que saliese en Primera División Nacional Masculina. Estamos hablando de un club polideportivo clásico de la ciudad  con numerosas disciplinas, teniendo hoy en día un equipo en la tercera división de fútbol y que entonces contaba con un conjunto de chicas que peleaba por ascender a Liga Femenina 2 y los mayores esfuerzos para el baloncesto iba a dicho equipo.

El equipo supuso una nueva apuesta de jugadores de la ciudad que habían estado en el anterior club y que lo habían ido abandonando. Como quiera que se trataba de un grupo por lo general veterano, incorporando a algunos jugadores jóvenes, nos encontramos con un equipo rocoso, que bajaba sus prestaciones fuera (varios no se desplazaban) y haciéndose fuertes hasta el punto de plantear muchas dificultades a sus rivales en el "Emperador Teodosio".

Unami estuvo en la lucha hasta el final por eludir el descenso, al que se vería finalmente abocado, junto a La Flecha, por detrás de La Virgen del Camino. Nuevamente hubo vacantes, y las dos siguientes campañas el equipo se reivindicó como un equipo asentado en la Primera Nacional, capaz de dar sustos y siendo muy difícil de superar, de tal forma que los segovianos acabaron en una meritoria octava posición en la temporada 2007-08 y y novena en la 2008-09.

NACE EL CD BASE CON UN PROYECTO CENTRADO EN EL BALONCESTO MASCULINO Y EN LA JUVENTUD

Varias cosas cambiaron en el año 2009. Fue cuando se fundó un nuevo club en Segovia denominado el CD Base y que pretendía centrarse en los equipos baloncesto masculinos que surgiesen en la ciudad. Llegaba como entrenador Mauro Enrique y a sus órdenes estaban varios de los más jóvenes que venían del Unami como Jorge González, Juan Medina, Rodrigo Hernando y Alberto Álvaro (el único que quedaba de la etapa de UDS).

En principio también se contó con Sergio Mingorría, aunque su participación fue muy limitada por motivos laborales, y llegaban muchos jugadores muy jóvenes como Lorenzo Mairal, Ontanaya o Eli Bayón, destacando un prometedor Fernando Yagüe. No obstante, el equipo pecó de candidez a lo largo de la temporada y acabó descolgándose muy rápido, de tal forma que finalizó colista con solo 4 victorias. Sin embargo se habían establecido los cimientos de una plantilla que seguro que contará con muchos jugadores de entonces.

Ya en la siguiente temporada, bajo las órdenes de Juan Carlos Manrique, se mantuvo la práctica totalidad del equipo y los resultados acabaron por llegar con una plantilla que le cogió el pulso a la competición. Empezaron en la zona baja, pero acabarían por sumar victorias y entre otras cosas enterrar en la penúltima jornada las opciones de Ciudad de Ponferrada de meterse en fase de ascenso. El balance final fue de 11 victorias y otras tantas derrotas para acabar en el octavo puesto.

La mejora del equipo llegó en las siguientes dos temporadas, donde el Base, con ese mismo equipo acabaría afianzándose en la zona alta de la clasificación de Primera Divsión Nacional Mascullina. En la campaña 2011-12 finalizarían cuartos y estando con opciones de fase de ascenso hasta pocas jornadas antes de concluir la competición, y en al 2012-13 como quintos en una competición donde Agustinos Eras, Las Contiendas y las universidades de Salamanca y Burgos estuvieron por delante.

RENUNCIA A LA NACIONAL E INSCRIPCIÓN CON UN PROYECTO ATRACTIVO PARA ÉSTA TEMPORADA

Si dos años antes había sido Ciudad de Ponferrada el que dio el paso atrás renunciando a salir en Primera División Nacional Masculina, en el verano del 2013 el CD Base decía no apuntarse en Nacional debido a los elevados costes que le exigía y después que la Federación de Baloncesto Castilla y León optase por mantener el formato de grupo único, con el coste en desplazamientos que suponía.

Como alternativa, el equipo se inscribió en la liga sénior provincial de Segovia (de 11 equipos), donde acabaría por prácticamente pasearse, al no perder ningún partido ni en la fase regular, ni en los play offs por el título, aunque en la final tuvo que emplearse más a fondo para imponerse por 75-65.

En julio nos encontramos con que el club anunciaba a través de los medios de comunicación que no saldría en Primera División Nacional Masculina, por no ser rentable económicamente y poco interesante en lo deportivo. Sin embargo todo cambió con la decisión de la junta directiva de presentar la dimisión y dar paso a gente nueva.

Según hemos podido leer en la prensa segoviana, en la Asamblea General Extraordinaria de Socios que ratificó el equipo de trabajo entrante (donde se integró a miembros de la directiva anterior), se informó la intención de sacar un equipo en Primera Nacional y las primeras intenciones serían las de contratar a un técnico vinculado al baloncesto madrileño.

Intuímos que muchos de los jugadores que hemos conocido en los últimos años que integraban el CD Base conformarán la columna vertebral del equipo. Queda la confirmación oficial de la FBCYL ya que aún no figura en el calendario, pero estamos seguros que los segovianos serán un equipo a tener muy en cuenta durate esta próxima temporada.

Foto: Cortesía de CD Base

0 comentarios:

Publicar un comentario

Pretende ser este un espacio abierto de opinión,siempre desde el respeto. Aquellos que impliquen insultos, vejaciones, injurias, menosprecios... serán automáticamente eliminados